RESERVA NATURAL LAGUNAS DE VILLAFÁFILA

 

 

Ficha de la Reserva Natural Lagunas de Villafáfila

LOCALIZACIÓN

En Castilla y León dentro de la provincia de Zamora en la comarca de Tierra de Campos. Entre las coordenadas geográficas longitud oeste 5º 30´ y 5º 39´ y latitud norte 41º 45´ y 41º 52´

Situadas en los pueblos de Villafáfila, Villarrín y Revellinos que son pertenecientes a la Reserva al igual que San Agustín del Pozo, Manganeses de la Lampreana, Villalba de la Lampreana, Cañizo, San Martín del Valderaduey, Villárdiga, Tapioles, Cerecinos de Campos. Algunos parte y otros su totalidad del término pertenecen a la Reserva. Con una cuenca hidrográfica de superficie 16.810 has 

EXTENSIÓN

32.682 has.

ALTITUD

Entre 684 m y 761 m.

TEMPERATURAS

De 0 a 5º en enero y 25º 30º en julio.

PRECIPITACIÓN MEDIA

431´9 mm.

CARACTERÍSTICA DEL TERRENO

Territorio llano con sucesión de cultivos de secano, áreas de pastizal y estepa.

VALORES NATURALES

Conjunto de lagunas salitrosas, de carácter estepario y la mejor zona para las avutardas. Principal zona húmeda esteparia de Castilla y León. En medio de una gran extensión de páramos cultivados o en barbecho, surge esta cuenca semiendorreica  la del  Arroyo Salado con una docena de lagunas de carácter importante las tres mayores, Laguna Grande, Laguna de Barillos y Laguna de Salinas.

FLORA

Vegetación halófila, en las aguas salitrosas, algunos tarajes y almajos en las riberas. Prados estacionalmente inundados, cultivos de secano y alfalfa en las zonas agrícolas circundantes, la vegetación arbórea es casi inexistente 

FAUNA

De las mejores zonas europeas de población de aves esteparias hasta más de 2.000 avutardas la mayor concentración mundial, sisones, ortegas, alcaravanes, gangas, aguiluchos cenizos, etc. En las lagunas una de las áreas óptimas de invernada para las aves acuáticas en la Península, ánsares comunes más de 20.000 los últimos años, abatidas, limícolas, grullas, espátulas de paso. Ocasionalmente lobos y jabalíes en paso a sus territorios inmediatos. Especies piscícolas dependientes a las oscilaciones del nivel de agua de las lagunas.

Avutarda

Avutarda

Ánsar Común

Ánsar Común

PROBLEMÁTICA

La zona está siendo restaurada de las consecuencias de la concentración parcelaria y los planteamientos de agricultura entre los 70. Los últimos setos de árboles comarcales fueron arrasados entonces, la erosión y los pesticidas dañan las lagunas, las cuales estuvieron a punto de ser artificialmente desecadas. Preocupa actualmente la circulación de vehículos visitantes sin restricción fuera de carreteras asfaltadas.

PROTECCIÓN EXISTENTE

1972 - Zona de Caza Controlada.

1986 - Reserva Nacional de Caza.

1989 - ZEPA Zona de Especial Protección para las Aves.

1989 - Convenio RAMSAR.

1996 - Reserva Regional de Caza.

2000 - Pasa a formar parte de la Red Natura 2000, como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y como Lugar de Interés Comunitario (LIC).

2000 - Todas las lagunas del complejo lagunar pasaron a estar incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León.

2006 - Reserva Natural, habiéndose elaborado ya el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN)

MEJOR ÉPOCA

Entre octubre y marzo, sobre todo entre diciembre y febrero se produce las mayores concentraciones de acuáticas, las mejores horas de observación de aves son las primeras y últimas de luz en invierno y primavera. En primavera y verano son los mejores meses para la observación de las aves esteparias.

MONUMENTOS DEL HOMBRE

La arquitectura tradicional su máxima representación son los palomares, desparramados por los alrededores de todo los pueblos de la Reserva. Construidos de adobe y tapial, cubiertos de teja árabe, encontraremos palomares de las más diversas topologías, con o sin patio, cuadrados, rectangulares, circula-res, etc..., pero siempre orientados al mediodía para que el sol les dé lleno. Algunos más deteriorados que otros por el paso del tiempo, dejan al descubierto su estructura de la que seguro llamará la atención la disposición de los nidales.

Hasta hace poco las palomas suponían una fuente  complementaria de ingresos para el agricultor, no solo aprovechando la carne del pichón, sino también los excrementos, la palomina, que era utilizados como abono natural para los cultivos. También eran apreciados los pichones para la práctica del tiro al pichón.

Las bodegas también se encuentran por la Reserva, excavaciones en la tierra preferentemente en lugares elevados unas veces en las afueras del pueblo otras debajo de la misma vivienda. En sus lugares el  pisado de la uva era un auténtico ritual, donde gracias al saber y cuidado de la gente se convertía en vino. En la actualidad y debido a que se han descepado los majuelos/viñas, no se utilizan tanto para hacer vino sino más bien como lugar de celebración de comidas, cenas familiares y de amigos.

CENTRO DE INTERPRETACIÓN, PARQUE DE FAUNA Y OBSERVATORIO DE OTERO DE SARIEGOS 

El Centro de Interpretación y Parque de Fauna está ubicado en la carretera de Villafáfila hacia Villalpando, teléfono 980 –586046.

Su aspecto externo reproduce a la de un palomar, en su interior una serie de recursos expositivos, y audiovisuales que informan de las lagunas, la flora, fauna el medio que las rodea, la historia de la Reserva, etc.

El Parque de Fauna con una red de observatorios, que permiten contemplar e identificar a las aves de cerca que hay en este hábitat.

En la proximidad de Otero de Sariegos junto a la Laguna Grande, está ubicado el observatorio de fauna, al que se le ha dotado de telescopios y dado forma de palomar. Desde el cual se obtiene una bella visión de toda la Laguna Grande, el entorno estepario que la rodea y del pueblo de Villafáfila.

RECOMENDACIONES

Sigan los consejos que se detallan a continuación por el bien de la fauna, la flora, sus habitantes y para una mejor observación:

Respeten la propiedad agraria, que es el medio de vida de la población local.

Se aconseja visitar el Centro de Interpretación e informarse con anterioridad a la realización de cualquier recorrido.

Los prismáticos son imprescindibles para la observación de aves, la utilización de guías de campo facilita la identificación de los animales.

Respeten las señales, los itinerarios y las zonas de acceso prohibido. Observen y fotografíen desde los lugares  señalados.

Se prohíbe toda actividad que pueda afectar a la flora, fauna y no está permitido la recolección de especies de animales o vegetales, ni vivas, ni muertas.

No tiren papeles ni desperdicios al suelo. Dejen los terrenos limpios.

Las mejores horas de observación de aves son las primeras y últimas de luz de invierno y primavera. Durante el invierno lleven ropa de abrigo.

MAPAS

Hojas números 308, 319,340 y 341 (1: 50.000) del Servicio Geográfico del Ejercito y del I.G.M.

INFORMACIÓN

En Villafáfila en el Centro de Interpretación.

FIGURAS DE PROTECCIÓN

1972 - Zona de Caza Controlada.

1986 - Reserva Nacional de Caza.

1989 - ZEPA Zona de Especial Protección para las Aves.

1989 - Convenio RAMSAR.

1996 - Reserva Regional de Caza.

2000 - Pasa a formar parte de la Red Natura 2000, como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y como Lugar de Interés Comunitario (LIC).

2000 - Todas las lagunas del complejo lagunar pasaron a estar incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León.

2005 - Decreto 7/2005, de 13 de enero, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Espacio Natural de Lagunas de Villafáfila.

2006 - Reserva Natural, habiéndose elaborado ya el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN)

La mala reputación atribuida a las zonas húmeda, consideradas desde muy antiguo como lugares insalubres e improductivos, tuvo como resultado la desecación y transformación, en el siglo XX de miles de hectáreas en el país.

Esta profunda antipatía hacia los humedales, fomentada por las leyes como la conocida ley Cambo (24-VII-1918) sobre la desecación de lagunas, marismas y terrenos pantanosos vigente hasta hace pocas décadas en los anos 1970, condujo a la desaparición de privilegiadas y extensas zonas húmedas.

Este humedad de las Lagunas de Villafáfila tampoco se libró de dicha política de desecación, ya en el año 1972 se comenzó a construir el canal de drenaje que hubiera acabado con dicho complejo lagunar de no haber intervenido el organismo responsable de aquella época de la conservación del Medio Ambiente (ICONA) paralizando las obras. Desgraciadamente cuando dicha actuación logro ser efectiva ya se había producido la desecación de la laguna de Salinas y de gran parte de lagunajos existentes a lo largo del arroyo Salado.

ZONA DE CAZA CONTROLADA

En 1972 se creo una Zona de Caza Controlada de 2854hac. que incluían la desecada Laguna de Salinas y las principales lagunas de los términos municipales de Villafáfila, Revellinos y Villarrín de Campos.

RESERVA NACIONAL DE CAZA DE LAS LAGUNAS DE VILLAFÁFILA

En 1986 la Junta de Castilla y León ley 1/1986 de 31 de marzo con dicha ley la antigua consejería de Agricultura creo la Reserva Nacional de Caza de las Lagunas de Villafáfila. La declaración pretende cumplir tres objetivos:

  1. Atender a la demanda cinegética de la sociedad.

  2. Fomentar el desarrollo de las comunidades rurales afectados por las rentas producida por la caza

  3. Conservar la fauna salvaje.

La ley considera las especies que se pueden cazar como un recurso renovable, que mediante una gestión puede fomentar el desarrollo compatible de la conservación de la naturaleza.

ZONA DE ESPECIAL PROTECCIÓN PARA LAS AVES (ZEPA)

En el año 1989 fue declarada Zona ZEPA, Villafáfila constituye una de las zonas ZEPA dentro de Castilla y León y de España, Son Zonas De Especial Protección para las Aves.

Incluida dentro de la directiva Europea (79 (409) CEE) para la conservación, la adecuada gestión, de todas las aves que viven en estado silvestre en el territorio de la C.E. para ello define unas reglas generales de protección, limitando las especies que pueden ser cazadas, los métodos de captura y regula se comercialización.

Para dichas especies los estados miembros tiene la obligación de conservar los territorios más adecuados en número y superficie para garantizar su supervivencia, donde se ha de adoptar las medidas apropiadas para evitar, la contaminación o el deterioro de los hábitats y las perturbaciones que afectan a las aves.

CONVENIO RAMSAR

En el año 1989 fue incluida en el convenio RAMSAR, este es un convenio internacional sobre la <<Conservación de los Humedales de Importancia Internacional, particularmente como Hábitat de Aves Acuáticas>>.

En el convenio se consideran a los humedales como reguladores de los regímenes hidrológicos y como hábitat de una fauna y flora característica, especialmente de aves acuáticas. Convencidos de que estas zonas constituyen un recurso de gran valor económico, cultural, científico, y recreativo, cuya pérdida sería irreparable, propone una serie de actuaciones políticas encaminada a su protección y conservación.

ÁREA AMBIENTAL SENSIBLE

Villafáfila es una de las Áreas Ambientalmente Sensible que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Castilla y León, propuso al gobierno central y a la C.E.

Su finalidad principal es la protección de las aves estepáricas y especialmente en la Avutarda Se prevén ayudas para los agricultores que apliquen prácticas agrícolas compatibles con la conservación.

RESERVA REGIONAL DE CAZA DE LAS LAGUNAS DE VILLAFÁFILA

En 1996 las antigua Reservas Nacionales de Caza Lagunas de Villafáfila pasan a llamarse Reserva Regional de Caza Lagunas de Villafáfila con la ley 4/1996 de 12 de julio de Caza de Castilla y León.

La diferencia está ahora en que la Comunidad de Castilla y León, de acuerdo con el artículo 26. 1. 10 de su Estatuto de Autonomía, tiene la competencia exclusiva en materia de caza, así como la de dictar normas adicionales de protección del ecosistema en que se desarrolla dicha actividad.

REN

Son las siglas que designan la Red de Espacios Naturales de Castilla y León.

Compondrán la Red aquellos Espacios que cumpliendo algunos de los objetivos y requisitos que se detallan en la ley de Espacios Naturales de Castilla y León están amparados por alguno de los estatutos de protección que en ella se determinan.

Así la Red de Espacios estará formada por los Espacios Naturales Protegidos y las Zonas Naturales de Interés Especial.

Entró a forma parte parte del Catálogo de Zonas Húmedas de Interés Especial para toda la Comunidad, previsto también en la luy de Espacios Naturales, incluyendo todos los humedales (lagunas y lavajos, turberas, etc.) con características sobresalientes, definiendo su estado y sus valores naturales. El primer Catálogo (Decreto 194/1994) incluyo once lagunas del complejo lagunar de la Reserva de las Lagunas de Villafáfila y en el 2004 se han sumado otras diez lagunas a la revisión que se realizo de dicho Catálogo.

La Reserva pasa a formar parte de la Red Natura 2000, una Red ecológica europea de ZEC o Zonas de Especial Conservación, al estar propuesta  como Lugar de Interés Comunitario (LIC), que las decisiones se toman desde Europa con el denominador común de la Directiva Hábitats.

Decreto 7/2005, de 13 de enero, por el que se aprueba el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Espacio Natural de Lagunas de Villafáfila

RESERVA NATURAL

En 2006 para a Ser Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila  Ley 6/2006, de 5 de julio, de declaración de la Reserva Natural de Lagunas de Villafáfila)

La declaración de la Reserva Natural de Lagunas de Villafáfila tiene como objetivos básicos:

1. Conservar, proteger y mejorar los valores naturales del Espacio Natural, manteniendo la dinámica y estructura de sus ecosistemas y garantizando la conservación de la biodiversidad, que se caracteriza por la coexistencia en este espacio de las aves esteparias, las concentraciones de aves invernantes y los hábitats salinos.

2. Proteger el patrimonio histórico, cultural y paisajístico del Espacio Natural.

3. Promover el desarrollo socioeconómico de las poblaciones del área y mejorar su calidad de vida mediante la ordenación de los aprovechamientos de los recursos naturales de forma compatible con el logro de los objetivos anteriores, con atención especial a los usos agropecuarios tradicionales y turísticos.

4. Restaurar los ecosistemas y valores de la Reserva Natural que hayan sido deteriorados.

5. Ordenar y promover el uso público y la educación ambiental, impulsando actividades de investigación, información, interpretación y educación ambiental, así como de reconocimiento del patrimonio natural y cultural, que contribuyan al logro de los objetivos de conservación.

6. Impulsar el conocimiento y disfrute de sus valores naturales y culturales, desde los puntos de vista educativo, científico, recreativo y turístico, fomentando un uso público ordenado, dentro del más minucioso respeto a los valores que se trata de proteger.

7. Potenciar la identidad cultural y los valores tradicionales de los municipios de la Reserva Natural, estableciendo las medidas necesarias para la conservación y restauración de su patrimonio cultural, arqueológico, histórico, artístico y paisajístico.

CARACTERÍSTICAS DE LA RESERVA
 

     La Reserva se encuentra entre las coordenadas de longitud oeste 5º 30’ y 5º 39’ y latitud norte 41º 45’ y 41º 52, en plena comarca de Tierra de Campos. Las Lagunas de Villafáfila,  constituyen un verdadero oasis de vida en medio de la penillanura cerealista. Este oasis, sin embargo, no permanece como tal todo el año, ya que son generalmente durante junio o julio la evaporación consigue la desaparición de su elemento fundamental, el agua, dejando en su lugar una fina película de sal que contrasta con el verde-amarillento de los cultivos de secano perilagunares.

 Las tres lagunas principales engloban más del 80% de la superficie inundada; Laguna Grande (t. m. de Villafáfila) de 192 ha, la Laguna de Barillos (t. m. de Villafáfila y Revellinos) de 118 ha. y la Laguna de Salinas (t. m. de Villafáfila y Villarrín) de algo menos de 70 ha.

     Geológicamente la mayor parte de la Reserva según el I. G. M. E. se encuentra en terrenos donde la mayoría de los sedimentos que afloran son datados del Mioceno Medio-Superior (Vindoboniense) encontrándose las siguientes facies litológicas.

     Facie de Montamarta. Con abundantes niveles detríticos  en la zona del borde. Los materiales en ella depositados están datados entre el Vindoboniense Inferior y Superior.

     Facie de Villafáfila – Valencia de San Juan. Se aprecian con más facilidad algunos niveles detríticos. Los materiales que en ellos se encuentran son del Vindoboniense Medio o Superior.

Reserva Natural, Lagunas de Villafáfila

 

    

     Del Plioceno aparecen depósitos de rañas en las lagunas y en sus bordes. Estos depósitos están constituidos por cantos de cuarcitas redondeados, con arcillas sabulosas rojizas y arenas.

     Del Cuaternario aparecen sedimentos aluviales en el cauce del arroyo Salado.

     Edafológicamente son suelos pardo-calizos sobre materiales consolidados que constituyen los suelos agrícolas de la Reserva. En los aledaños al vaso lagunar existe, conformando terrenos de aprovechamiento piscícola que permanecen seminundados durante una época del año, suelos Gley. Los suelos Salinos se encuentran en el vaso lagunar.

     El Clima tiene un carácter Semiárido Continental, caracterizado por poseer inviernos realmente fríos y lluviosos, aumento de la humedad relativa en la zona próxima a las lagunas en los días con niebla o bruma y veranos cálidos y secos.

     La velocidad predominante del viento es SW en la mayor parte de los meses; el invierno es la época más ventosa.

Laguna Grande

Laguna a su máximo nivel de agua

 

     Hidrología. La Reserva se encuentra vertebrada por el Arroyo Salado, encontrándose en el centro de ésta el complejo lagunar. La cuenca del arroyo Salado en la Reserva es de 16.800 Ha. Las otras subcuencas vierten en los ríos Esla y Valderaduey.

     Los recursos hídricos subterráneos son muy importantes, si bien en los pueblos de Villafáfila, Villarrín y Revellinos por debajo de la cota 695 se encuentra agua salada, no utilizable ni para riego ni consumo. En la zona se diferencia dos acuíferos principales, uno regional y otro municipal. El acuífero regional profundo no posee descarga natural directa a las lagunas. El acuífero superficial, con un nivel freático cercano a la superficie, se encuentra conectado directamente con las lagunas.

     Las Lagunas de Villafáfila cuentan con algunos estudios limnológicos parciales, a lo largo de los cuales se han ido describiendo sus características hidroquímicas e hidrobiológicas, y se ha puesto de manifiesto el gran interés naturalista de esta área y su problemática conservacionista.

     En las lagunas del complejo se desarrollan comunidades hidrobiológicas típicamente esteparia con especies únicas en la Península Ibérica y que encuentran en este lugar el límite occidental de su distribución en el Paleártico. Estas comunidades son altamente productivas y concentran su producción en los cortos periodos de tiempo que dura la inundación, lo que explica su notable interés como recurso alimenticio para muchas aves acuáticas migratorias.

     Las aguas de las tres principales lagunas tienen altas concentraciones de cloruro sódico, estando los sulfatos y carbonatos en proporciones minoritarias. El fitoplancton es muy pobre debido a la elevada turbidez de las aguas. El zooplancton y el meiobentos son muy diversos e interesantes, siendo Villafáfila una de las pocas localidades de la Península Ibérica donde aparece Brachinecta ferox, el anostráceo más grande del Paleártico (hasta 4 cm.), que solo vuelve a aparecer en las estepas del este de Hungría; se considera por esto que la población de Villafáfila es una reliquia preglaciar.

 

LA ESTEPA
 

Las Lagunas de Villafáfila se encuentran en medio de una estepa cerealista.

La palabra estepa de origen ruso, es utilizada en botánica para designar las formaciones vegetales herbáceas, con predominio de la familia de las gramíneas y donde no encontramos ningún árbol. Esta formaciones se dan en climas continentales de latitudes templadas y si tuviéramos que poner ejemplos, los más significativos:

 

Estepa cerealista

Estepa cerealista

 

a Pampa Argentina (Hemisferio Sur). La estepa Húngara o la Ucraniana (Hemisferio Norte).

En nuestra Península encontramos dos tipos de paisajes vegetales que nos recuerdan a estas estepas:

La Pseudoestepa semiárida (Monegros, Soria, Almería, Valle del Ebro).

La Pseudoestepa cerealista, Paisaje típico de la comarca de Tierra de Campos-Pan.

No son auténticas estepas, al menos semejantes a las que acabamos de hablar, por lo que se les da el nombre de << PSEUDOESTEPAS>>.

Vamos a establecer una comparación entre ellas y así conocer algunas de sus semejanzas y diferencias:

 

ESTEPAS

Clima continental.

Suelo muy pobre, de forma natural.

Se forman a lo largo de un proceso evolutivo natural, sin intervención humana.

Las plantas dominantes son las gramíneas silvestres.

El suelo al ser tan pobre no permite la agricultura.

Con una avifauna característica, tanto de aves como de grandes herbívoros (antílopes de la estepa, caballos salvajes, gacelas

 

ESTEPA CEREALISTA

Clima Continental.

El suelo se ha visto empobrecido por un proceso de deforestación.

Las plantas dominantes, exceptuando los cultivos, no son las gramíneas, si no el tomillo el romero y otros arbustos.

El suelo permite una explotación agrícola satisfactoria.

La avifauna coincide en su mayor parte con la esteparia, pero los grandes herbívoros salvajes han sido sustituidos por los domésticos.

 

 

El origen de esta estepa cerealista, como resultado del trabajo del hombre a lo largo de la historia, se encuentra en la mayoría de los casos cubierta por cultivos de cereales.

Como se ha llegado a este caso.

1º Miles de años atrás, el bosque Mediterráneo (Quercínas) era el paisaje dominante en estas zonas.

2º Poco a poco estos bosques fueron modificados por los primeros pastores, que comenzaron la talla de árboles para que el ganado entrara a pastar, de esta forma fue avanzando el matorral.

3º Finalmente el agricultor, roturó el terreno y lo transformo en campo de cultivo.

Las avutardas, sisones, alcaravanes, ortega, cogujadas, etc., son típicamente esteparias y se han adaptado muy bien a estos ecosistemas. En ellos disponen de buen alimento y pueden camuflar con facilidad sus nidos

Entre los mamíferos más abundantes de esta comarca, se encuentran las liebres, conejos, zorros y los pequeños roedores.

Estos animales están relacionados con los restos del bosque original, hoy en día, reducido a los pequeños linderos o setos que separan las tierras del cultivo, gravemente amenazados por las transformaciones agrícolas de las últimas décadas, principalmente la concentración parcelaria.

Estos pequeños enclaves presentan una gran riqueza faunística, ya no solo de mamíferos, sino de aves (grajas, urracas, tórtolas, palomas, alcotanes, milanos y ratoneros), reptiles como: la lagartija Ibérica, culebra bastarda y de escalera, e incluso algún pequeño anfibio, como la rana común verde, en aquellos lugares donde el agua se lo permite.

En el paisaje de Tierra de Campos-Pan, seguro que te llamarán la atención sus pequeños pueblos, con sus típicas casas de adobe, sus palomares, o sus iglesias, que albergan una gran variedad de fauna.

En esta comarca eminentemente cerealista, los cereales pertenecen a la familia que los botánicos denominan Gramíneas. La mayoría de ellas son de porte herbáceo, aunque algunas puedan alcanzar grandes tamaños y sufrir endurecimiento de los tallos como la caña de azúcar o el bambú.

Las flores de las gramíneas son sencillas, sin cáliz ni corola llamativos, lo que hace que pasen prácticamente desapercibidas. Estas flores se agrupan en ramilletes que al madurar dan lugar a las espigas cargadas de granos.

En Tierra de Campos-Pan, los Cereales más cultivados son la cebada y el trigo, acompañados de otros como la avena o el centeno. A esta misma familia pertenecen también el arroz y gran parte de las hierbas de nuestros prados.

El trigo constituye una de las materias primas fundamentales en nuestra alimentación. Su principal utilización es para la panificación.

La cebada se utiliza de forma preferente en la alimentación del ganado. Se obtiene de ella también la malta y la cerveza.

El centeno se utiliza sobre todo como forraje para los animales.

La problemática, como indica el nombre de la comarca, nos encontramos ante una gran superficie ocupada por cultivos de cereales; este medio agrícola sufre una fuerte influencia humana.

La presencia de plagas y las malas hierbas en los cultivos obligan al agricultor a usar productos fitosanitarios que acaban afectando al resto de componentes del ecosistema a través de las cadenas tróficas.

La mala utilización del agua, a pesar de estar bordeada por los ríos Duero y Esla, la escasez de agua en la zona es notable.

A la escasez fluvial se une una escasez pluvial, encontrándose esta zona entre las más secas de la Península (menos de 500 Mm./m2/año).

La quema de rastrojos produce efectos negativos como:

Destrucción del hábitat para la fauna.

Muerte directa de algunos animales.

Perdida de materia orgánica para el suelo.

Estos problemas se acentúan cuando se queman setos y superficies arboladas cercanas a los campos de cultivo.

La gran uniformidad de estos ecosistemas agrícolas, con una flora y fauna naturales empobrecidas, se ve agravada por la eliminación de la vegetación de los linderos, quema de rastrojos, roturación de zonas arboladas y matorral, utilización indiscriminada de biocidas, etc., llevando a una disminución de la biodiversidad.

EL PASO DE LAS ESTACIONES
 

A lo largo del año, con el paso de las estaciones, una serie de acontecimientos van caracterizando, con notables contrastes, la llanura cerealista y la zona lagunar.

Primaveras breves y en ocasiones lluviosas, rigores estivales con elevadas temperaturas, otoños suaves y tranquilos y los inviernos crudos y prolongados  se dejan sentir en estas tierras áridas y pardas, donde la uniformidad del paisaje prolonga la línea del horizonte.

La floración, las espectaculares ruedas de las avutardas, el griterío del pasar nocturno de gansos y grullas, o la invernada de miles de aláudidos y fringílidos dibujaran cada año el entorno sucederse de las estaciones.

PRIMAVERA

La primavera tiene su llegada oficial el veintiuno de marzo, pero por esas fechas todavía los campos amanecen blancos, abrasados por la  helada. Los árboles permanecen desnudos, como si no quisieran despertar de su largo sueño invernal  aparentemente el invierno aún vive.

En las lagunas y lavajos se concentran numerosas anátidas, ánsares, ya gran número a realizado su viaje de regreso a sus lugares de cría, miles de kilómetros al norte.

El sol luce triunfante en un azul purísimo, la luz y el calor hacen vibrar la flora y la fauna de la llanura, salir de su letargo y renacer a la vida. Pero esto no es más que un atisbo y engañoso anticipo de la primavera, de la noche a la mañana, unas heladas tardías serán implacables y harán enmudecer a esa falsa primavera.

 

Avutarda (macho), haciedo la Rueda

Avutarda macho haciendo la rueda

Alcaraván

Alcaraván

 

Algunas de las aves esteparias comienzan a sentir en sus cuerpos unos de los momentos más importantes de sus vidas. Es la hora de cumplir la misión de perpetuar la especie.

Las Avutardas serán las más madrugadoras en iniciar las paradas nupciales, a finales de marzo, los grandes machos exhibirán sus vistosos plumajes, pavoneándose ante las hembras. Comenzara entonces uno de los espectáculos más sobresalientes de la llanura cerealista: las “rueda de los barbones”.

Aunque las aves esteparias son tempranas en iniciar las paradas nupciales, son tardías en la nidificación, porque han de esperar al crecimiento del cereal y otras plantas que les protejan sus nidos situados en el suelo.

Poco a poco, el canto de numerosas especies invadirá el cielo y el tapiz verde de los campos de cereal cubrirá la llanura en contraste con el arce tostado de los barbechos. Alondras y Calandrias emitirán sus prolongados cantos desde el azul, mientras que el macho de Perdiz, desde lo alto de un manojo, proclamará a sus vecinos sus ansias de cría. En el nido de Halcón Peregrino, situado en un pequeño tajo fluvial, rebullen tres o cuatro polluelos diminutos.

A medida que la primavera avanza, los días se hacen más largos y luminosos y la escasa vegetación natural refugiada en cunetas y baldíos florece de blancas magarzas y amapolas encendidas. La vegetación lagunar comienza a desarrollarse y reverdecer.

Zonas inundadas Castañuela (Scirpus spp).
Orillas Gramón (Aeluropus littoralis).
Zonas raramente inundadas Guarrapo (Suaeda vera).
  Tamarisco (Tamarix gallica).

Los Alcaravanes, recién llegados, buscan un rincón escondido donde anidar, mientras que el macho de Sisón, vestido de gala, se instala en sus parcelas nupciales. El Aguilucho Cenizo se abandona a sus nupcias volatineras en las que entregará una presa a la hembra en pleno vuelo.

Por los arroyos, regatos y lagunas fluyen las aguas de las últimas lluvias, cuando las condiciones ambientales del invierno y la primavera han permitido la existencia de agua suficiente, los anfibios salen de sus refugios invernales para desplazarse hacia las zonas húmedas y comienza la época reproductora, que con sus cantos ensordecen las noches de primavera.

 

Golondrinas

Golondrinas

Alondras

Alondra

 

procedentes de África, Golondrinas y Aviones habrán invadido las casas de los pueblos, donde un año más, comenzaran la reconstrucción de sus nidos de barro. En el viejo nido, situado en la espadaña de la iglesia ya hay cigüeños.

En estos meses primaverales todas las especies están dedicadas a las tareas de la reproducción. La Focha, Ánade real, Cigüeñuela, Gangas y Ortegas se cortejan, Alondras y Calandrias han elegido el lugar donde ubicar sus nidos, incluso algunas ya incuban y en los nidos de Halcones y Cigüeñas los pollos están encañonando. Ahora la llanura cerealista es una explosión de vida.

  • Marzo es el inicio de la llegada de los cernícalos primilla, abunda el cuchara común y es la época de paso primaveral de gran cantidad de limícolas: correlimos, chorlitejo, andarríos, etc... También es la época de celo de las avutardas.
  • En abril la avutarda continúa en celo, y surgen grandes concentraciones de combatientes.
  • Mayo es época de cría de los cernícalos primilla, especialmente llamativa la colonia de la iglesia de Otero de Sariegos. También crían las cigüeñas, avocetas y pagaza piconegra.

 VERANO

Como auténticos quijotes, los cardos brotarán vivazmente en todos los terrenos secos e invadirán los campos sin cultivar, convirtiéndose con sus flores de vivos colores, en un verdadero símbolo y adorno de la época estival.

En julio los campos de cereal han cambiado de color. En muy pocos días los trigales y cebadas que eran verdes se han tornado de color amarillento, el cereal está a punto para ser cosechado. Los fuertes calores de este mes agostan las plantas en los baldíos y el agua empieza a escasear.

Enseguida irrumpirán las cosechadoras y a su paso quedarán los campos desnudos. Las rastrojeras dominarán el paisaje. La sequía estival se adueña de todo. En las horas centrales del día bajo un sol de justicia, la llanura se queda muda, todos sus habitantes se defienden del infernal calor, restringiendo su actividad a las horas más frescas del amanecer y atardecer.

Lagunas y lavajos la cantidad de agua acumulada disminuye rápidamente apenas tendrán agua la mayoría estarán totalmente secos. Ahora son mero charcos visitados por los sedientos animales de la estepa. Los anfibios adaptados a las duras condiciones esteparias completan su desarrollo en pocos meses, cuando el año es extremadamente seco, la rápida desecación provoca una gran mortandad de los renacuajos de la especie.

 

Cereal secandose

Campo de Cereal

Cosecha finalizada, paja en paquetes

Campo recolectado paja empacada

 

En esta época se convierte la zona en el reino de las aves esteparias que campan a sus anchas entre los cultivos de cereal, la hembra de Avutarda seguidas de sus polluelos, Gangas y Ortegas se posarán a varios cientos de metros para de forma siempre recelosa, acudir apeonando a beber y otras muchas aves encontrarán en estos últimos lagunajos, el único lugar donde poder saciar su sed.

El verano transcurrirá de forma más silenciosa, menos bulliciosa que la primavera. Los colores poco vistosos de los jóvenes primarán por los campos, mientras mudan el plumaje los adultos. Este fenómeno se extrema en las anátidas, que al cambiar de una vez todas sus plumas del ala quedan indefensos viéndose obligados a buscar lugares adecuados donde refugiarse, hasta recuperar la capacidad del vuelo, Este periodo recibe  el nombre de “mancada” y los patos “mancones”.

La cosecha ya ha sido recogida en su totalidad y la tierra es una extrema rastrojera, por donde ya entrado el mes de agosto, pasarán cazadores y perros en busca de las preciadas codornices.

Los jóvenes Alcotanes, ya emplumados, observan desde el nido como sus primos, los jóvenes Peregrinos, aprenden a cazar, principalmente aláudidos.

 

Alcón Peregrino

Peregrino

Codorniz

Codorniz

 

Al finalizar agosto y durante el mes de septiembre, tras una aparente tranquilidad, los días se irán haciendo más cortos y pronto, con las primeras lluvias, un nuevo movimiento desencadenará sobre la estepa: para muchas especies de aves la migración habrá comenzado.

Bandos de Golondrinas se reunirán en puntuales dormideros y rapaces como Aguiluchos Cenizos, Cernícalos Primillas y Alcotanes, comenzarán a abandonar sus lugares de reproducción. Poco a poco todas las aves estivales irán desapareciendo de la planicie castellana.

  • Junio es el mes del canto de las codornices en la Reserva, abundan las garcillas bueyeras y los primeros vuelos de las cigüeñas del año.
  • Julio hace que la fauna acuática se concentre en los escasos puntos de agua que quedan, siendo frecuente la observación de aguiluchos cenizos. Se comienzan a dar las primeras concentraciones premigratorias de cigüeñas.
  • En agosto comienza el paso postnupcial de limícolas como el andarríos chico, correlimos y archibebes.

OTOÑO

Con el otoño vendrán las lluvias, caerán las primeras hojas, las lagunas y lavajos volverán a llenarse de agua y el verdor brotará en cunetas y baldíos. Los tractores lentamente alcanzarán las rastrojeras dejando tras ellos un paisaje de desnudas barbecheras.

El sol calienta en las horas centrales del día, pero durante las noches, claras generalmente y muy serenas, se siente frío, a causa de la helada nocturna.

Ocurre uno de los hechos más importantes en los ciclos biológicos de Villafáfila, la llegada de los ánsares comunes llamados en la zona <<patas>> que procedentes de sus áreas de cría situados en el norte de Europa y Rusia, realizan desplazamientos migratorios de varios miles de kilómetros para pasar el invierno con nosotros.

 

Ánsar Común

Ánsar Común

Bando de Grullas

Grullas

 

Durante esta época, concentraciones de aproximadamente 30.000 ejemplares pueden observarse en la zona, desplazándose diariamente entre las lagunas y los campos de alrededor.

Muchas más especies utilizan las lagunas como lugar de invernada y alrededores del campo, sé escuchara el inconfundible paso de las Grullas en grandes bandadas. Las primeras heladas no tardarán, porque el otoño en la estepa será breve y con ellas las Avefrías, las Grajas, los Milanos Reales invadirán estos campos.

  • Septiembre es un mes en el que son frecuentes las grandes concentraciones de azulón (ánade real) y la abundancia de garzas reales procedentes de las colonias de cría de la Reserva y alrededores.
  • Octubre es la época de paso de aves migratorias como correlinmo menudo y otras limícolas.
  • Noviembre es el mes de mayor concentración de grullas en la Reserva, la llegada de los primeros ánsares comunes de la temporada y de importantes concentraciones de correlinos común.

INVIERNO

Un nuevo invierno amanecerá en la llanura cerealista, donde los días son muy fríos con temperaturas bajo cero, por las noches se producen grandes heladas que por la mañana cubre todo de un manto blanco, también se producen frecuentes nieblas, hasta varios días sin levantar, cae alguna nevada. Miles de aves irrumpirán con su paso y sonido peculiar en el paisaje invernal. 

A finales de enero y principios de febrero, la mayoría de estas especies ya han abandonado la zona a sus lugares de cría, las precipitaciones invernales llenan las lagunas donde se podrá distinguir este complejo.

 

Aguilucho Pálido

Milano

Lagunas y campo nevado

Nevada junto a la laguna Grande

 

Bando de pájaros granívoros, pinzones en su mayoría, recorrerán palmo a palmo sementeras y barbechos en busca de semillas. El veloz Esmerejón, en vuelo rasante, atrasará la estepa tras algún pajarillo que cazará en pleno vuelo. El Aguilucho Pálido con su lento vuelo de cometa, sobrevolará las tierras en busca de algún pequeño roedor. Al atardecer, los Milanos Reales acudirán a su dormidero, situado en la pequeña alameda, mientras las Avutardas, reunidas en bandos más numerosos desde el otoño, buscarán un lugar tranquilo donde pasar la noche. El Mochuelo, como cada atardecer, se asomará a la llanura, testigo del eterno sucederse de las estaciones.

  • En diciembre abundan el ánsar común y el ánade friso, siendo por lo general un buen mes para observar anátidas raras como las barnaclas cariblancas y los ánsares caretos.
  • En enero se dan las mayores concentraciones de ánsar común, abunda el silbón europeo y la cerceta común. Al margen de las aves, es una buena época para observar en la zona la caza de liebres con galgo.
  • En febrero los ánsares comunes inician la emigración hacia los países nórdicos, llegando en su lugar la cigüeña en fase de inicio de su celo nupcial.

 

CONTORNO DE ALGUNAS LAGUNAS

 

Mapa de las Lagunas

 

LAGUNA GRANDE

Es la más grande e importante de todas, se encuentra entre los pueblos de Villafáfila al suroeste y Otero de Sariegos.

Con una superficie de 192h.su perímetro es irregular con unas dimensiones máximas invernales de 4km.  X 0,9km. su profundidad media es de 30cm.

En décadas pasadas, los habitante de Villafáfila confeccionaron unas barcas, se usaban para la caza, principalmente de ánsares, y otros patos. Se impulsaba por un varal, la carga se situaba hacia su parte de atrás, para que con la punta de proa levantada sobre el agua se cogiera más velocidad. Iban de 4 a 5 personas, todas ellas menos una se quedaban en los puesto de caza, la última persona permanecía en la barca a la espera, también cazando con escopeta, al terminar la barca volvía a recoger a los cazadores. La barca se utilizaba para llevar a los gansos, hacia las esperas y atraerlos al golpear el agua con el varal, los cuales creían que era el golpeteo de otros gansos al posarse en el agua. Para su transporte por tierra estaba dotada de unas ruedas. Hoy en día se encuentra en el Centro de Interpretación de la Fauna.

Laguna Grande

Contorno Laguna Grande

Barca

Barca para la caza de abatidas y ánsares.

 

LAGUNA DEL  RUAL

Esta laguna de un 350 X 250 m se encuentra adosada a un abrevadero de ganado, consiste en una excavación rectangular a modo de piscina donde el agua es permanente o al menos hasta fecha avanzadas.

 

 

 

 

LAGUNA PARVA

Es una laguna pequeña situada entre Laguna Grande y la de Barillos cuyas dimensiones máximas de 300 X 200 m solo retiene el agua durante breve tiempo

Laguna Parva

Contorno Laguna Parva

 

LAGUNA DE BARILLOS

Situada al noroeste de la Laguna Grande es la segunda en importancia se encuentra entre los términos de Villafáfila y Revellinos. Con una superficie de 117 Ha. el contorno es irregular con unas dimensiones máxima invernales de 2´3 X 1´2 Km. Ocupa un nivel más elevado que la Laguna Grande siendo la primera en recoger el agua de lluvia que va cediendo poco a poco a la Laguna Grande por este motivo suele secarse ante.

Laguna de Barillos

Contorno Laguna de Barrillos

 

LAGUNA BAMBA

Ocupa la situación más al oeste posee un contorno semicircular  de 100 m de longitud.

Laguna Bamba

Contorno Laguna de Bamba

LAGUNA ROSA

Hoy día tiene escasa importancia al encontrarse muy acentuado su nivel de aterramiento y por tanto su capacidad hídrica.

Laguna Rosa

Contorno Laguna Rosa

 

LAGUNA PAVIOSA

Con un perímetro triangular de 300 X 200 m.

Laguna la Paviosa

Contorno Laguna La Paviosa

LAGUNA PANERAS

Es la más al norte de las lagunas, con un perímetro irregular máximo de unos 300 X 200 m.

Laguna Paneras

Contorno Laguna de Paneras

 

LAGUNA DE SALINAS

Es la última en importancia de las tres lagunas de mayor superficie, se encuentra entre los términos de Villafáfila y Villarrín. Con una superficie de máxima de 80 Ha. Casi desaparecida, ya que se hizo una zanja de drenaje que impedía la retención del agua en su cuenca, en 1972, la zanja de drenaje fue paralizada, hoy en día esta laguna se ha recuperado.

Laguna de Salinas

Contorno Laguna de Salinas

 

LAGUNA DE VILLARDÓN

Con un perímetro máximo de 350 X 150 m.

Laguna de Villardón

Contorno Laguna de Villardón

LAGUNA DE GRIETA MARTA

Su perímetro es oval por 150 m de longitud, es la única de todo el conjunto catalogada de aguas permanentes.

Laguna de Grieta Marta

Contorno de Laguna de Grieta Marta

 
Existen más lagunas de pequeño tamaño, algunas figuran con nombre y otras sin él.

 

ARROLLO SALADO

 

Denominado indistintamente río o arroyo por su longitud y amplia cuenca merece llevar el segundo distintivo, auque sólo sea un curso de caudal escaso e intermitente. Sin manantiales copiosos en su cabecera, se forma en las Lagunas de Villafáfila, actuando como su drenaje natural.

Aunque el cauce aparece definido desde la Salina Grande, as aguas ya vienen desde Barillos y todas desde los términos de Vidayanes y San Esteban del Molar, éstas últimas encauzadas a través del arroyo del riego o de la Huerga. A oriente de Villafáfila y sobre el arroyo del Riego, hallamos el más interesante puente del todo el curso, el denominado puente Romano. Es una obra antigua medieval posiblemente, creada en piedra con tres ojos de distintas mediadas, protegidos por tajamares agudos. Los arcos laterales don de medio punto y levemente apuntado el central. En su estado actual carece de la esbeltez que hubo de poseer en la época de su construcción pues se halla muy cegado, divisándose menos del tercio superior de la circunferencia de sus arcos. La calzada que cruza por encima conserva el viejo empedrado y también perduran los antepechos originales de piedra. Su servicio actual es únicamente pecuario, como paso de ganado de unos pastizales a otros, manteniendo así su principal función histórica, ya que por aquí transcurría la Cañada del Rual.

Puente Romano de Villarigo

Puente romano de Villafáfila a su paso el arrollo salado

Tanto la Salina Grande como la Laguna de Barillos y menos la Laguna de Salinas, son extensas balsas de aguas salobres, de poca profundidad, sólo inundadas en épocas invernal. Es entonces cuando adquieren un gran interés ecológico ya que a ellas acuden miles de aves acuáticas, sobre todo ánsares procedentes del norte de Europa, los cuales buscan aquí un lugar para resistir la invernada. En verano secas casi por completo, se transforman en una uniforme superficie parada, de barro duro y cuarteado, con alguna vegetación palustre superviviente.

Dejando Villafáfila a la derecha, antes de alejarnos hemos de recordar que en sus cercanías se estableció en tiempos de Carlos III una fábrica de pólvora, en la que se aprovechaba el salitre de las zonas lagunares.
 
 

Puente Romano

Cuenca hidrográfica de la Reserva

Cuenca de las Lagunas de Villafáfila.

Otero de Sariegos es una localidad despoblada, con numerosas ruinas dominando los edificios aún firmes. Aquí debió disponer el rey Enrique III de un palacio palacio que le servía de residencia en sus numerosas jornadas cinegéticas. Al pie del pueblo mana una fuente publica, de caudal abundante pero muy salado. El arroyo que se forma deja una costra blancuzca en el suelo cuando se seca con el calor.

Más al sur se extiende la Laguna de Salinas, este depósito acuático quedó mermado después de los drenajes con lo que se intentó desecar para aprovechar sus tierras agrícolamente. A su lado se emplaza Villarrín  de Campos, en los campos de los alrededores podemos contemplar un gran número de palomares, de todo tipo tanto cuadrados como circulares, formando una de las concentraciones más notables ente las existentes de ese tipo de edificios populares.

El Salado desde aquí va hundiéndose en un estrecho vallejo limitado por cuestas redondeadas, En una de esas colinas se sitúa Villalba de la Lampreana y más abajo en la misma ubicación Arquillinos y Cerecinos del Carrizal. Tolas las localidades de aspecto similar, con casas rojas de tapial y austeras iglesias en las que  se guardan valiosas piezas artísticas. Mas abajo de las aisladas casas de salamedia le llegan al Salado las aguas del arroyo de Valmoro, el cual drena el término de Moreruela de los Infanzones el terreno salitroso vuelve a aparecer en Torres del Carrizal, lugar donde se extrajo algo de sal en el pasado, después de cruzar el pueblo, a oriente de su curso se alza el dominante teso de la Mora en cuya cima se hallan dos bien conservadas cisternas pertenecientes a un campamento romano establecido en los alrededores del cambio de era y por pocos años.

A la vista de Molacillos el Salado forma una vega común con el Valderaduey, ocre y terrosa casi siempre. Finalmente, tras mantenerse paralelos dos dos cursos durante unos cintos de metros, aquel se traga por fin a éste en los terrenos de la vieja dehesa de Merendeses, pues en el verano la escorrentía desparece y los cauces son sólo un lecho de carrizos y espadañas. Las charcas residuales estuvieron antaño pobladas de cangrejos y en tiempos más lejanos de lampreas, como señala el nombre de la subcomarca que hemos recorrido.

 

PROBLEMÁTICA DE LA LAS LAGUNAS Y SOLUCIONES

 

COLMATACIÓN

Es el principal problema, consiste en el aterramiento de una cuenca o depresión por arrastre y aporte de tierra en suspensión.

En condiciones normales es un proceso lento, que se va acelerando por diversas causas.

La causa principal de la aceleración de la colmatación fue la concentración Parcelaria que se llevó a cabo entre 1970 – 74 realizada por el Ministerio de Agricultura. Este proceso provoca un doble efecto en el área.

Se paso de pequeñas parcelas con muchos linderos a grandes parcelas sin linderos.

Las grandes tierras son idóneas para una agricultura mecanizada que potencie su rentabilidad. Por otra parte propicia el asentamiento del monocultivo frente al más variado mosaico existente con anterioridad.

La creación de grandes tierras conlleva a una eliminación de linderos o ribazos.

La gran importancia de los linderos es que consiste en proporcionar refugio a muchas especies y actúa de factor de decantación ente el agua de la lluvia de este modo el agua entra de forma suave en las lagunas filtrándose a través de los linderos y dejando en ellos gran parte del material de arrastre. Su desaparición acelera enormemente el proceso de colmatación cuya prueba es evidente está en la disminución brutal del nivel del agua.

Lindero de Matorral alto

lindero de hilera de árboles

También se produce la desaparición de los peces de la población piscícola de carpas con su inmediata y negativa repercusión sobre las poblaciones de garzas y cigüeñas.

A su vez esto impide mantener el nivel de agua hasta fechas avanzadas coincidiendo su época seca con el encuentro de periodo reproductor de las aves acuáticas y limícolas lo que supone un freno a la nidificación.

 Los monocultivos simplifican el aspecto alimenticio y uniformizan el paisaje, como consecuencia se ven favorecidas las especies de ecología esteparia y perjudicadas aquellas otras que necesitan una cobertura  herbácea mayor.

Supuso también la creación de una amplísima red de caminos, lo cual supone una gran facilidad para la caza furtiva de diferentes especies.

La solución sería recuperar los linderos a sí se filtrase el agua de lluvia y frenaría la colmatación.

No solo ofrecen esta solución sino que al estar formados por setos arbustivos o de hilera de árboles o matorrales altos sirven de refugio para la vida silvestre y aporta ventajas como:

 Ayuda a frenar la erosión, especialmente en las laderas con fuertes pendientes y en las orillas de los cursos fluviales.

Tiene un innegable interés paisajístico en las áreas muy humanizadas.

Algunos animales depredadores que habitan en los setos pueden controlar plagas de insectos o roedores.

Ofrecen algunas producciones secundarias como leña, frutos silvestres, plantas medicinales, setas, etc.

 Proporcionan sombra y protección al ganado.

 

CONTAMINACIÓN DE LAS AGUAS

La utilización indiscriminada de productos fitosanitarios, los vertidos incontrolados de escombros y basuras, en las zonas próximas a las lagunas, contribuyen a la contaminación de sus aguas.

 Los herbicidas también producen alteraciones de los procesos productivos de las aves, pues afecta a su metabolismo del calcio, también las liebres se ven influenciadas perniciosamente, las semillas tratadas con ciertos productos influyen de forma seria en las aves granívoras.

Las soluciones, crear estercoleros controlados.

No lavar en los cursos de agua

No fumigar en días de viento

No esparcir mas producto del indicado

Escombros junto una laguna

Verter el agua de lavado de instrumentos fuera de los cursos de agua.

No verterlo los días de viento ya que se esparce por zonas innecesarias ahorras y evitas daños al entorno.

No aplicar las dosis correctas e incrementarlas es un gasto inútil que eleva mucho los perjuicios ecológicos.

 El elegido que sea el correcto y el menor contaminante de todos los que halla.

Mantener parcelas sin ningún tipo de cultivo en el que aparezca la vegetación espontánea.
 

LÍNEAS ELÉCTRICAS

Contra ellas se golpean muchas especies de aves, fundamentalmente las de gran tamaño, los impactos se producen, principalmente, en días de niebla, por no ver los cables o no calcular con exactitud la distancia que les separa, ya que la visión no es estereoscópica, produciéndose fracturas al igual que la muerte suele  ocurrir por electrocución cuando el ave se posa en un travesaño del poste y toca uno de los conductores, al aterrizar con las alas abiertas.

La solución es exigir que los nuevos tendidos eléctricos se utilicen aisladores suspendidos dispuestos en tresbolillo que son los postes ecológicos.

El enterramiento de las líneas eléctricas en zona protegidas y en importancia de su fauna.

Postes de luz en forma de tres bolillos

Poste de luz de forma que dañan las aves

 

RECOLECCIÓN MECANIZADA TEMPRANA DE COSECHADORAS Y EMPACADORAS

Algunas especies animales han sabido adaptarse al paisaje seminatural de los campos de cereal desarrollando parte de su vida, en particular el periodo de cría, entre ellos. Gracias a la sincronización entre el ciclo vital y el ritmo de las labores agrícolas lograban casi siempre concluir la reproducción antes de la cosecha.

Actualmente, sin embargo, las cosechadoras, empacadoras, actúan con gran rapidez, concluyendo la recolección mucho más temprano y sorprendiendo en los cultivos a los pollos de las aves o los lebratos que por su corta edad son incapaces de huir y acaban muriendo bajo las máquinas.


Los animales más amenazados por estas máquinas son los de caza menor, la perdiz, codorniz y la liebre, así como otras especies protegidas que nidifican entre el cereal como el aguilucho cenizo, la avutarda, el sisón  etc.

Guiado de como segar una parcela con cosechadora

barras por delante del pie de la cosechadora

Las soluciones una de ellas para advertir la presencia es muy útil colocar delante de estas máquinas un sistema de barracolgante con cadenas o lona que hacen huir a tiempo a los animales.

Con la cosechadora empezar a cosechar circundando el campo de cultivo en una primera vuelta continuando después desde el centro hacia los lados, de forma que abra un pasillo de escape para los animales que son espantados en el centro.

Una persona fuese delante de la máquina y de esta forma espantaría las posibles víctimas.

Que la recogida fuese en agosto estos individuos jóvenes entonces ya desarrollados no caerían en las fauces de la máquina.

 

AFLUENCIA DE PERSONAS Y CIRCULACIÓN DE VEHÍCULOS
 

Este problema que ha surgido los últimos años con la gran afluencia de personas en vehículos particulares su gran mayoría, que visitan las lagunas sin restricciones fuera de las carreteras asfaltadas, con lo que se originan fuertes molestias a las aves, sobre todo, en los fines de semana y también al esta- do de los caminos.

Las soluciones, la limitación de la zona de observación en torno a las lagunas.

Zona de avistaminto junto a la laguna Grande

La canalización del turismo de una forma ordenada a través del Centro de Interpretación.

La prohibición de la circulación de Vehículos por algunos caminos.

Realice las visitas a pie, en bicicleta o en medio de transporte animal.

 

DISMINUCIÓN DE LA COBERTURA VEGETAL PALUSTRE

La disminución de la cobertura vegetal palustre y la desaparición en gran medida de la castañuela, parece que su principal causa está motivada por el aumento de la salinidad, escasez de agua o el aumento de los depósitos de sales.

La solución actuaciones sobre la castañuela tendentes a incrementar su potencial de regeneración, así como la typha.
 

QUEMA DE RASTROJOS

La quema de rastrojos es una practica tradicional en nuestros campos con la finalidad básica de facilitar el laboreo posterior, en la actualidad la sobrada potencia de la maquinaria para realizar correctamente la labor cuestiona su interés y necesidad, tiene dos importantes efectos negativos.

En primer lugar, influye en el equilibrio de la flora y en el hábitat de las especies animales de la zona donde se produce, ya que éstas pierden gran parte de la materia con la que se alimentan y sobre todo sus refugios. Esto afecta tanto a las especies cinegéticas como a las que no lo son, supone un gran

Peligro para especies protegidas como la avutarda.         

En segundo lugar, esta práctica provoca graves consecuencias en el propio suelo: la materia orgánica va desapareciendo y empobreciendo el suelo puesto que los nutrientes y el agua no penetran bien o por el contrario se pierden ya que no pueden ser retenidos facilitando así los procesos de erosión. Éste es un perjuicio a largo plazo que el agricultor normalmente no valora, pero que afecta la productividad de su superficie y además, supone una mayor inversión  en abonos.

Todos los años gran cantidad de hectáreas se quema por propagación del fuego de la quema de rastrojos incontrolados y rastrojeras mal apagadas.

La solución en caso de persistir en efectuar la quema de rastrojos se puede evitar muchos daños abriendo un cortafuego con el arado en todo el perímetro de la parcela de al memos 2 metros si los terrenos colindantes están desarbolados o de 5 metros si no es así para impedir su propagación a fincas, linderos u otros lugares adyacentes.

Quema de rastrojos

Cortafuegos

Acción de un corta fuegos

Contar con personal suficiente provisto de útiles de extinción y reservas de agua para sofocar los posibles  conatos de incendios.

No abandone la vigilancia de la zona quemada hasta que el fuego esté completamente apagado

La quema de rastrojos no la realice en días de fuerte viento.

No iniciar la quema hasta la salida del sol y terminarla cuando queden más de dos horas para su puesta.

Utilizar la paja para otros fines, empacarla o aprovecharla en el lugar con el ganado.

Incorporar la paja al terreno después de un picado que lo facilita, mejorando así las condiciones del suelo.

Hacer un cortafuegos.

 

SOBREEXPLOTACIÓN DE ACUÍFEROS

La  sobreexplotación de acuíferos para distintos fines, el regadío de zonas agrícolas o de zonas recreativas que necesitan ser regadas durante el todo el año o gran parte del incide de forma directa y negativa sobre el nivel de la capa freática haciéndola disminuir y secando los acuíferos que están en el subsuelo.

La capa freática está por encima del suelo así formando las lagunas.

Acuífero lleno de agua

Acuífero desecado

La construcción y utilización de pozos masivamente conlleva a la disminución del nivel de la capa freática por debajo del suelo, con ello este suceso da lugar a la desaparición de las lagunas.

La solución a este problema sería la supresión del regadío, para que se recuperase el acuífero y subiera el nivel de la capa freática. Pero ello conllevaría un perjuicio sobre la economía de las personas que realizan ese uso se produciría en enfrentamiento social muy grande, la solución a tomar no es fácil.

Este problema en la actualidad en las lagunas no es amenazante ya que la presencia de pozos para el regadío es casi inexistente, debido a que el agua de los acuíferos es salobre no pudiéndose utilizar para el riego.

 

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

La Junta de Castilla y León inició en 1988 un plan de recuperación para la conservación de las lagunas, con el apoyo del departamento de ecología de la Facultas de Biología de León.

Las actuaciones estaban encaminadas para intentar solucionar, entre otros, algunos de los problemas antes descritos y en distintas fases, resumiendo en:

Recuperación de la antigua laguna de Salinas 80 ha.

Protección de tierras mediante repoblaciones.

Actuación sobre la castañuela tendente a incrementar su potencial de regeneración, así, como la typha.

Construcción de más de 100 isletas de nidificación.

Construcción de 2 diques de regulación de caudales.

Etc.

RUTAS

RUTA 1

P1.-  Laguna Grande y palomares de Villafáfila.
 
 
 
 
P2.-  Laguna Grande y Laguna de las Salinas.
 
 
 
 
P3.-  Observatorio de aves.
 
 
 
 
P4.-  de la magnitud de la Laguna Grande.
 
 
 
 
P5.-  Buena zona para observar Limícolas.
 
 
 
 
P6.-  Puente romano, Limícolas.
 
 
 
 
P7.-  Palomares y Pequeñas lagunas.

RUTA 2

P1.-   Avutardas.
 
 
 
P2.-   Laguna de Paneras y Laguna de la Rosa observatorio
 de aves.
 
 
 
P3.-   Laguna de Barillos, Ánsares, Patos cuchara, 
Ánades Silbones, etc.
 
 
 
P4.-   Laguna Grande.
 
 
 
P5.-   Junto a Otero de Sariegos,  es el mejor punto de 
Observación dela Laguna Grande. Existe un observatorio 
abierto al público dotado de telescopios.
 
 
 
P6.-   Laguna de S. Pedro, y  observatorio.
 
 
 
P7.-   Palomares traiciónales.