ARTEFACTOS SINGULARES DE FILIACIÓN MERIDIONAL EN EL CALCOLÍTICO DE LA MESETA NORTE ESPAÑOLA:

UN VASO CALCÁREO PROCEDENTE DEL FONSARIO (VILLAFÁFILA - ZAMORA)

Singular artefacts with southern connections in the Northern Meseta Copper Age. A limestone cup from EL Fonsario (Villafáfila, Zamora

 

 

 

RESUMEN: La recuperación en el yacimiento zamorano del El Fonsario de un vaso pétreo, objeto atípico fuera del contexto cronocultural de la Edad del Cobre meridional ibérica, sirve como punto de arranque para la elaboración  de un catálogo de otros artefactos igualmente exóticos procedentes del registro material del Calcolítico precampaniforme de la Meseta norte. Se pretende con ello realizar un sucinto análisis que aborde la función de estos elementos en la esfera sociopolítica normeseteña y la incidencia y las diferentes interacciones suprarregionales. El propio carácter singular de estos objetos así como algunos de sus contextos de amortización siguieren su empleo como elementos de distensión social obtenidos a través del intercambio, de la imitación local como resultado de viajes u odiseas individuales. En  lo referente a su distribución se parte de la tradicional dicotomía, dentro del Calcolítico normeseteño, entre unas zonas de interacción suprarregional _"Las Pozas"_ y otra de aislamiento _"Los Corderos"_, perspectiva que aquí matizamos debido a la comparecencia de algunos de estos artefactos en el segundo de los citados ámbitos. El uso y la función de estos elementos se enmarcan en un proceso de creciente complejidad social.

Palabras clave: Vaso pétreo. Cerámica simbólica. Hacha perforadora. Ídolo. Objetos exóticos.

 

ABSTRACT: The recovery in the Zamorano field of El Fonsario of a stone vessel, atypical object outside the chronocultural context of the southern Iberian Copper Age, serves as a starting point for the elaboration of a catalog of other equally exotic artefacts from the material register of the precampaniform Chalcolithic of the North Plateau. The aim is to carry out a succinct analysis that addresses the role of these elements in the normeseteña sociopolitical sphere and the incidence and the different supra-regional interactions. The very singular nature of these objects as well as some of their amortization contexts continue their use as elements of social relaxation obtained through the exchange, of local imitation as a result of individual journeys or odyssey. Regarding its distribution, it starts from the traditional dichotomy, within the Chalcolithic of the state of Nayarit, between areas of supra-regional interaction _ "Las Pozas" _ and another one of isolation _ "Los Corderos" _, a perspective that is nuanced here due to the appearance of some of these artifacts in the second of the aforementioned areas. The use and function of these elements are part of a process of increasing social complexity.

Keywords: Stone vessel. Symbolic pottery Drilling ax. Idol. Exotic objects

 

 

1. Introducción

El atractivo de los recursos salinos de las lagunas zamoranas de Villafáfila pudieron haber ejercido sobre las comunidades prehistóricas normeseteñas quedó confirmado, hace ya veinte años, con la identificación de algunas evidencias de la explotación de este "oro blanco" en el yacimiento de la Edad de Bronce de Santioste, en Otero de Sariegos (Delibes et al., 1998). Estos documentos materiales, junto a la gran densidad de lugares arqueológicos de filiación prehistórica identificados en el entorno villafafileño (Rodríguez et al., 1990), han servido de acicate para tratar mejorar el conocimiento sobre la ocupación y explotación de este territorio y sus recursos a través de una serie de prospecciones superficiales intensivas (Abarquero et al., 2010b) y de excavaciones en dos factorías salineras del Campaniforme y Bronce antiguo (Abarquero et al., 2010a) En el marco de estos nuevos trabajos el estudio y dibujo del material de uno de los yacimientos ya conocidos, El Fonsario (Rodríguez et al., 1990:44), ha permitido identificar un singular elemento artefactual, al que dedicaos aquí nuestra atención por lo excepcional que resulta el marco del Calcolítico tanto zamorano como normeseteño[1].

2. Contextualización cronocultural de El Fonsario

En el término municipal de Villafáfila, a menos de 2 km. al noroeste de la Laguna Salina Grande y en un terreno llano que suavemente buza hacia la mencionada masa de agua, se encuentra este yacimiento de 12 ha, identificado como poblado calcolítico precampaniforme. Los argumentos más sólidos para defender esta adscripción cronocultural emanan principalmente de la alcallería, caracterizada por formas mayoritariamente derivadas de la esfera y decoraciones con diferentes tipos de incisiones e impresiones. Así se conforman motivos horizontales a peine rectos, ondulados o mistos, triángulos rellenos de puntos o pequeños trazos incisos, impresiones ciliares, bandas de puntos enmarcadas por líneas incisas e, incluso, un galbo decorado con numerosos trazos incisos entre los que puede advertirse un motivo oculado o soliforme (Fig. 1). Éstas son formas y técnicas decorativas que de modo recurrente se presentan en otros yacimientos calcolíticos precampaniformes zamoranos, como puede constatarse en las estaciones de las Peñas de Quiruelas de Vidriales (Martín y Blanco, 1996), los Bajos (Pérez Rodríguez et al., 1991), las Bodegas (Larrén et al., 1999), Los Paradores de Castrogonzalo (Domínguez Bolaños, 1991), Viñalvo (López Plaza y Peñel, 1978) El Coto (Rodríguez Marcos y Val, 1980) o el emblemático poblado de Las Pozas (Val, 1992). Son también morfologías y motivos fácilmente se identifican tanto en el área centro occidental de la Submeseta norte (López Plaza, 1979; Herrán et al., 1993, 1995; Fabián 2006: 398; Delibes et al., 2009; Alameda et al.; 2011) como en gran parte del ámbito peninsular.

FIG. 1. Algunas cerámicas decoradas procedentes de El Fonsario (dibujo de Á Rodríguez González).

 

Pese a que la industria cerámica en este caso proporciona una formación cronológica de muy alta fiabilidad, el resto de materiales que lo acompañan no discuerdan en absoluto al respecto de esta descripción temporal. Tanto la producción lítica tallada  una punta de flecha pedunculada con apéndices laterales elaborada sobre pizarra, una lámina recortada de sílex o diversos elementos de hoz denticulados sobre sílex tabular y filita– como en otros elementos pétreos –una hacha y una azuela pedidos y discos de pierda perforados y decorados con incisiones– e, incluso un fragmento de "morillo" de arcilla (Fig. 2) completan un utillaje cuyos paralelos se rastrean fácilmente en los yacimientos calcolíticos de la misma provincia de Zamora (Delibes, 1995: 68) como en varios de los cercanos poblados tramontanos portugueses (Jorge, 1986).

Además, en este yacimiento villafafileño se ha recuperado un objeto, si bien no desentona con la cronología de la primera mitad del III milenio cal BC que siguiere el resto de la cultura material si supone un hallazgo excepcional en el marco de la Submeseta norte española: un pequeño vaso pétreo asimilable a los propios del Calcolítico Ibérico.

FIG: 2 Materiales lícitos (n.os 1-7 y 9-10) y un morrillo de arcilla (n.o 8) procedentes del Fonsario (dibujo de Á. Rodríguez González)

 

3. vaso pétreo de El Fonsario y sus paralelos en el ámbito peninsular

La pieza en cuestión es un vaso de piedra calcárea de coloración amarillenta, con paredes rectas, base plana y unos 5 cm de diámetro x 7 de altura. A partir de esta forma cilíndrica básica en interior se ha trabajado ahuecándolo y definiendo así una sucesión en "v" con fondo redondeado, lo que ha servido para determinar unas paredes con un grosor máximo de 1,5 cm en el lateral y 2 cm en la base. Su superficie, bien pulida, es no obstante algo rugosa debido a la naturaleza de la piedra y no muestra decoración n de ningún tipo (Figs. 3 y 4).

FIG. 3 Vaso de piedra procedente de El Fonsario (dibujo de Á. Rodríguez González)

 

FIG. 4. Vaso procedente de El Fonsario (fotografía de F. J. Abarquero)

 

 Los vasos de piedra caliza marmóreos o de alabastro[2] son artefactos que durante la edad del Cobre gozaron de una amplia distribución en la mitad meridional de la Península Ibérica. Su presencia se reconoce, desde hace ya más de medio siglo, acompañando a los materiales de las tradicionalmente culturas de Los Millares o de la desembocadura del Tajo. Los hermanos Siret (1890: lám. 10) identificaron objetos de este tipo en el poblado de campos de Almanzora al igual que sucedió durante las primeras intervenciones en el castro ribetejano de la Villa Nova de São Pedro (Jalhay y Paço 1945: 22). A partir de estas excavaciones, las pioneras entre las referidas a yacimientos de este marco cronocultural, en breve repaso por varias formas de los hallazgos de este tipo  de artefactos nos permite describir de forma sucinta su área de distribución. Son muy comunes en la Extremadura portuguesa en poblados como el citado de Villa Nova de São Pedro, Zumbajal y Penedo (Spindler, 1969). En la mitad meridional del país luso también se reconocen en el Alentejo y el Algarve en Ferreira do Alentejo (Arnuand, 1982), Monte de Tumba (Tavares y Soares, 1987) o Cerro de Castelo de Santa Justa (Gonçalves 1989: 248). Ya en territorio español se han recuperado ejemplares en los valles del Guadalquivir Cabezo Juré en Huevla (Nocete et al., 2004) Gandía Algón (Enrique Navascues, 1989: 244) La Pijotilla (Hurtado, 1986) o San Blas (Hurtado, 2004)y Tajo Cerro de la Horca (González Cordero, 1993) –.

 

Esta distribución, por ahora basada en hallazgos de yacimientos domésticos, se complementa con los contextos funerarios, en los que los recipientes de piedra son objeto de ajuar de gran aceptación. Su8elen ser habituales en las tumbas tipos tholos en la Extremadura portuguesas –Pria de Maças Sao Martího de Sintra, Barrro (Leisner 1965), O pi Mogo (Gonçalves, 2003)–, Alentejo necrópolis de Alcalá (Leisner y Leisner 1943) –, valles del Guadiana tholos de La Pijota (Hurtado, 1986) –  y del Guadalquivir Matarrubia (Collantes de Teán 1969) o Almería Loma de Huéchar o necrópolis de los Millares (Leisner y Leisner, 1943) –. La preferente relación de estos objetos con los sepulcros de falsa cúpula no supone, sin embargo, la exclusión de otras fórmulas funerarias del Calcolítico de Mediodía peninsular. También comparecen en sepulcros ortostáticos como Alcalá y Monte Velho en el alentejo o en la necrópolis granadina de Fonelas (Leisner y Leisner, 1943) en tumbas en fosa como en la Pijotilla (Hurtado, 1986), en hipogeos como en Palmela (Leisner, 1965), cuevas sepulcrales como la malagueña de Viera (Leisner y Leisner, 1943) o, en la Extremadura portuguesa, en Furnas de Poco Velho (Gonçaves, 2008) y en otro tipo de estructuras funerarias como las registradas en Campos de Alzamora (Martín Socas et al. 1987) O Monte Novo dos Albadeiros (Gonçalves, 1989) (Fig.5)

FIG. 5 Distribución de los vasos de piedra calcolíticos en la Península Ibérica (área rayada) y localización de los yacimientos mencionados en el texto

 

Todos los ejemplares citados son recipientes de piedra para los que existe una gran variedad tanto formal como decorativa. De modo somero, respecto a su filmología pueden distinguirse dos variedades básicas: derivados de la esfera y cilíndrica. En el Primer caso contamos con hemisféricos, globulares y elipsoidales. Los cilíndricos, por su parte, se conforman como formas más o menos estilizadas. Debe destacarse, tanto en esferoidales como en cilíndricos, que el ratio entre la capacidad del interior de estas piezas respecto a su volumen exterior es muy variable, y por ende asimismo variable el grosor de sus paredes. Otro tipo, menos común son las pequeñas cajitas prismáticas (Fig. 6).

FIG. 6. Formas de los recipientes pétreos del Calcolítico peninsular n.os 1, 3 y 4 según  Leisner y Leisner (1943: tafel 25 y 79), n.º 2 según Gonçalves (1997: fig. 6): y n.º 5 según Leisner (1965: tafel 1)

 

Entre los esferoides y cilíndricos las superficies se muestran generalmente lisas, aunque existen no obstante ejemplares decorados. Entre éstos son usuales las acanaladuras –una o varias en disposición horizontal bajo el borde, en zigzag en retículas, etc. – e incisiones –líneas paralelas junto el borde, radiales en torno a la base, retículas o rayados oblicuos rellenando bandas, etc.–. En cuanto a los recipientes de tipo caja las decoradas aparecen de forma bastante más común, casi diríase que pautadas, siguiendo un modelo de acanaladuras reticulares (Fig. 7).

FIG.7 Decoraciones de los recipientes pétreos del Calcolítico peninsular: n.os 1 y 2 según Leisner y Leisner (1943: tafel 10 y 25); n.º 3 según Arnaund (1982: fig. 8) n.º 4 según Leisner (1965: tafel 40); n.os 5 y 7 según Gonçalves (1997: fig. 3 y 6); n.º 6 según Gonçalves (2006: fig. 6.6); y n.º 8 según Tavares y Soares (1987: fig. 28)

 

No debemos de dejar de citar otros elementos que, con la misma cronología, aparecen de forma exclusiva en la península de Lisboa. Son los etiquetados como "artefactos votivos de caliza" objetos tan variados como los ídolos piña/alcachofa, lúnulas o azuelas decoradas, y otras formas raras y excepcionales tales como sandalias, pesos de balanzas, tentáculos de pulpo o huevos grabados (Gonçalves, 2005: 181). V. Gonçalves (ibiden: 168) se sirve de la exclusividad de tan singulares objetos y de la ingente abundancia de vasos y betilos de caliza como firmes argumentos para sostener que en esta región tuvieron su cuna los vasos calcáreos, desde donde posteriormente se difundirían por todo el Sus Peninsular.

Una cuestión más compleja es la de tratar de discernir la función y el significado que cabe atribuir a los vasos calcáreos en el contexto sociocultural del Calcolítico meridional ibérico. Por una parte, su habitual  presencia en los diversos contextos sepulcrales calcolíticos supone con toda seguridad su relación con cierto componente trascendental. Por ejemplo en Campos de Alzamora un recipiente marmóreo formaría parte del ajuar funerario de un individuo infantil junto con cerámicas simbólicas y un puñal de cobre (Martín Socas et al., 1987), elemento suntuario este último que permiten además suponer su filiación a un linaje de rango. En cuanto a otros materiales tales como betilos, cerámica simbólica, puñales de cobre, vasos campaniformes o adornos de marfil en una cabaña de "ciudadela" amurallada del poblado pacense de San Blas. Esta construcción ha sido interpretada como escenario de cultos relacionados con las élites sociales debido a su localización a nivel "semimicro" su tipología arquitectónica y los artefactos producentes de su interior (Hurtado, 2004). Simular circunstancia se advierte en el poblado fortificado onubense de Cabezo Juré, en el que vasos pétreos junto con conchas marinas, oro lino y puñales de piedra se concentran en su "acrópolis". La monopolización de estos elementos, junto con una dieta diferenciada rica en moluscos y caza, parecen ser prerrogativas del grupo dirigente que aparentemente organizaría la actividad económica metalúrgica de este enclave (Nocete et al., 2004).

Parece bastante extendida la asociación en ámbitos funerarios de estos vasos pétreos con elementos simbólicos y suntuarios, así como la existencia de determinadas restricciones sociales referentes a su utilización en los contextos domésticos. Pese a que existen críticas explicativas a interpretar estos artefactos como objetos de prestigio (Conçalves, 1979), los ejemplos que nos brindan San Blas o Cabezo Juré evidencian una estrecha vinculación entre estos vasos de piedra y  un grupo social elitista cuyos modo de vida en cuanto a dieta, residencia, actividad económica o suntuosidad funeraria parecen segregarlo de la mayoría de la población. No pueden decirse que la materia prima de estos artefactos pétreos, si nos guamos por los criterios establecidos por G. Clark (1986: 6), sea especialmente apreciada dado que, excepto los ejemplares marmóreos y de alabastro, la han elaborado sobre piedra caliza, muy común en gran parte del medio geolitológico peninsular. En cambio, debe tenerse en cuenta la pericia necesaria para realizar estos productos, de compleja elaboración técnica (Hurtado, 1980), hizo mayoría se probablemente requisito fundamental el contar con un conocimiento especializado.

Esta encuesta aproximación a los vasos calcáreos y las inferencias sobre su posible uso en relación con las élites son aplicables exclusivamente en el marco sociocultural del Calcolítico meridional. En este contexto, la extendida utilización de este tipo de objetos se hace suponer que guardarían funcionalidad y significado estructurados. No es éste el caso que se presenta a la hora de analizar el ejemplar aislado de El Fonsario. Su recuperación en un ámbito donde la ausencia de este tipo de producciones  le hace por ahora único necesariamente implica, a priori, descartar para nuestro ejemplar estas presunciones. Por ello, para conocer el papel o el impacto que pudo desempeñar el vaso zamorano en cuestión debe analizarse, para establecer un adecuado marco contextualización de la realidad arqueológica normeseteña del III milenio cal BC.

seguirá en 2º parte...

Autor:

                   Rodrigo VILLALOBOS GARCÍA

                   Dpto. de Prehistoria, Arqueología, Antropología y CC y TT Historiográficas.

                   Universidad de Valladolid: rodrigovillalobosgarcia@gmail.com

                   Recepción 09/02/2012; Revisión: 26/07/2012; Aceptación 19/10/2012

                   BIBLID [0514-7336 (2013) LXXI, enero-junio; 131-148]

                  http://revistas.usal.es/index.php/0514-7336/article/view/9960/11892 

        Fotografías y dibujos: Á Rodríguez González, F. J. Abarquero, Leisner y Leisner, Gonçalves, Arnaund, Tavares y Soares, Herrán, Fernández Giménez Y Pérez Rodríguez,García Barros, Fernández Giménez Pérez Rodríguez y Puertas, Delibes, Estremera y Fabián.

       Transcripción y montaje: villafafila.net

 

Bibliografía:

 

ABARQUERO, F. J.; GUERRA, E.; DELIBES DE CASTRO, G.; PALOMINO, A. L. y VAL, J. DEL (2010a): “Excavaciones en los ‘cocederos’ de sal prehistóricos de Molino Sanchón II y Santioste (Villafáfila, Zamora)”.  En ABARQUERO, F. J. y GUERRA, E. (eds.): Los yacimientos de Villafáfila (Zamora) en el marco de las explotaciones salineras de la Prehistoria europea. Valladolid: Junta de Castilla y León, pp. 85-118.

ABARQUERO, F. J.; GUERRA, E.; DELIBES DE CASTRO, G.; NEGREDO, M. J.; PALOMINO, A. L.; MORA, M. J.; RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, E. y VAL, J. DEL (2010b): “Lecturas de una prospección: el poblamiento prehistórico de Villafáfila entre el Neolítico y la Edad del Hierro”. En ABARQUERO, F. J. y GUERRA, E. (eds.): Los yacimientos de Villafáfila (Zamora) en el marco de las explotaciones salineras de la Prehistoria europea. Valladolid: Junta de Castilla y León, pp. 119-152.

ALAMEDA, M. C.; CARMONA, E.; PASCUAL, S.; MARTÍNEZ DÍEZ, G. y DÍEZ PASTOR, C. (2011): “El ‘campo de hoyos’ calcolítico de Fuente Celada (Burgos): datos preliminares y perspectivas”, Complutum, 22 (1), pp. 47-69.

ÁLVARO, E. (1987): “El poblamiento calcolítico en la Meseta Sur”. En FERNÁNDEZ MIRANDA, M. (ed.): El origen de la metalurgia en la Península Ibérica. II. Madrid: Univ. Complutense, pp. 16-36.

ARIAS GONZÁLEZ, A. L. (1989): “Contribución al estudio del fenómeno megalítico en el occidente de la Meseta Norte: El dolmen de ‘El Torrejón’ (Villamayor, Salamanca)”. En XIX Congreso Nacional de Arqueología, vol. I. Zaragoza: Univ. de Zaragoza, pp. 399-408.

ARNAUD, J. M. (1982): “O povoado calcolítico de Ferreira do Alentejo no contexto da Bacia do Sado e do Sudoeste peninsular”, Arqueología (GEAP), 6, pp. 48-64.

BENET, N.; PÉREZ, R. y SANTONJA, M. (1997): “Evidencias campaniformes en el valle medio del Tormes”. En BALBÍN BEHRMANN, R. y BUENO RAMÍREZ, P. (eds.): II Congreso de Arqueología Peninsular. Neolítico, Calcolítico y Bronce, vol. II. Zamora: Fundación Rei Afonso Henriques, pp. 449-470.

BUENO RAMÍREZ, P. (1991): Megalitos en la Meseta Sur: Los dólmenes de Azután y La Estrella (Toledo). Madrid: Ministerio de Cultura.

CAMPILLO CUEVA, J. (2004): “Dos sortijas cubrededos de oro halladas en el túmulo campaniforme de Tablada del Rudrón (Burgos)”. En Homenaje al Profesor Dr. Juan M.a Apellániz. Bilbao: Diput. Foral de Vizcaya, pp. 257-267.

CLARK, G. (1986): Symbols of Excellence. Cambridge: Cambridge University Press.

COLLANTES DE TERÁN, F. (1969): “El dolmen de Matarrubilla”. En Tartessos y sus problemas. V Symposium internacional de Prehistoria Peninsular. Barcelona: Univ. de Barcelona, pp. 47-61.

CUMMINGS, V. y JOHNSTON, R. (eds.) (2007): Prehistoric Journeys. Oxford: Oxbow Books.

 DELIBES DE CASTRO, G. (1988): “Enterramiento calcolítico en fosa de ‘El Ollar’, Donhierro (Segovia)”, Espacio, Tiempo y Forma. Serie I. Prehistoria, 1, pp. 227-238.

— (1995): “Neolítico y Edad del Bronce”. En Historia de Zamora. Tomo I. De los orígenes al final del Medievo. Zamora: Instituto de Estudios Zamoranos Florián de Ocampo, pp. 47-100.

 DELIBES DE CASTRO, G.; CRESPO DÍEZ, M.; FERNÁNDEZ MANZANO, J.; HERRÁN MARTÍNEZ, J. I. y RODRÍGUEZ MARCOS, J. A. (2009): “¿Stonehenge en Tierra de Campos? Excavaciones en el yacimiento de la Edad del Cobre de El Casetón de la Era (Villalba de los Alcores, Valladolid)”. En Conocer Valladolid. II Curso de Patrimonio Cultural 2008/09. Valladolid: Ayto. de Valladolid, pp. 15-33.

DELIBES DE CASTRO, G.; FABIÁN, J. F.; FERNÁNDEZ MANZANO, J.; HERRÁN, J. I.; SANTIAGO, J. y VAL, J. DEL (1996): “Los más antiguos testimonios del R. Villalobos García / Artefactos singulares de filiación meridional en el Calcolítico de la Meseta norte española... 145 © Universidad de Salamanca Zephyrus, LXXI, enero-junio 2013, 131-148 uso y producción de metal en el suroeste de la Submeseta Norte: consideraciones tipológicas, tecnológicas y contextuales”. En RODRÍGUEZ CASAL, A. (coord.): Humanitas. Estudos en homenaxe ó Prof. Dr. Carlos Alonso del Real, vol. I. Santiago de Compostela: Univ. de Santiago de Compostela, pp. 163-201.

DELIBES DE CASTRO, G.; FERNÁNDEZ MANZANO, J. y HERRÁN, J. I. (2006): “La metalurgia del inicio de la Edad del Cobre en la Submeseta Norte española: Los desafíos del aprovisionamiento”, Sautuola, 12, pp. 127-134. DELIBES DE CASTRO, G. y GUERRA, E. (2004): “Contexto y posible significado de un cuenco Ciempozuelos con decoración simbólica de ciervos hallado en Almenara de Adaja (Valladolid)”. En Miscelánea en homenaje a E. Aguirre. Volumen IV. Arqueología. Madrid: Museo Arqueológico Regional, pp. 117-125.

DELIBES DE CASTRO, G.; SALVADOR, M. y VIÑÉ, A. I. (1998): “Santioste, una factoría salinera de los inicios de la Edad del Bronce en Otero de Sariegos (Zamora)”. En DELIBES DE CASTRO, G. (coord.): Minerales y metales en la Prehistoria reciente. Algunos testimonios de su explotación y laboreo en la Península Ibérica. Valladolid: Univ. de Valladolid, pp. 155-198.

DELIBES DE CASTRO, G. y SANTONJA, M. (1986): El fenómeno megalítico en la Provincia de Salamanca. Salamanca: Diput. Provincial.

DELIBES DE CASTRO, G. y VAL, J. DEL (1990): “Prehistoria reciente zamorana: del Magalitismo al Bronce”. En Primer Congreso de Historia de Zamora. Tomo II. Prehistoria e Historia Antigua. Zamora: Instituto de Estudios Zamoranos Florián de Ocampo, pp. 53-99.

DOMÍNGUEZ BOLAÑOS, A. (1991): “Los Paradores de Castrogonzalo. Un yacimiento calcolítico y romano”, Anuario del Instituto de Estudios Zamoranos Florián de Ocampo, 8, pp. 191-207.

ENRÍQUEZ, J. J. (1989): Los poblados calcolíticos de la Cuenca Media del Guadiana. Aproximación al estudio de los comprendidos entre las vegas altas y bajas del Guadiana (La comarca de Mérida). Madrid: Univ. Complutense de Madrid.

ESTREMERA, M. S. y FABIÁN, J. F. (2002): “El túmulo de la Dehesa de Río Fortes (Mironcillo, Ávila): Primera manifestación del Horizonte Rechaba en la Meseta Norte”, Boletín del Seminario de Arte y Arqueología, 68, pp. 9-41.

EVANS, J. A.; CHENERY, C. A. y FITZPATRICK, A. P. (2006): “Bronze Age childhood migration of individuals near Stonehenge, revealed by strontium and oxigen isotope tooth enamel analysis”, Archaeometry, 48 (2), pp. 309-321.

FABIÁN, J. F. (1997): El dolmen del Prado de las Cruces. Bernuy-Salinero (Ávila). Valladolid: Junta de Castilla y León. — (2006): El IV y III milenio a.C. en el Valle Amblés (Ávila). Valladolid: Junta de Castilla y León.

FÁBREGAS, R. (1981): “Os machados puimentados da colección La Iglesia”, Brigantium, 2, pp. 27-38. — (1991): Megalitismo del Noroeste de la Península Ibérica. Tipología y secuencia de los materiales líticos. Madrid: UNED.

FÁBREGAS, R. y VÁZQUEZ VARELA, J. M. (1982): “Hachas de piedra pulimentada con perforación proximal en el Noroeste de la península Ibérica”, El Museo de Pontevedra, 36, pp. 123-142.

FERNÁNDEZ GIMÉNEZ, J. M.; PÉREZ RODRÍGUEZ, F. J. y PUERTAS GUTIÉRREZ, F. (1990): “Asentamientos del III milenio en el Bajo Ucieza”. En Actas del II Congreso de Historia de Palencia. Tomo I, Prehistoria Arqueología e Historia Antigua. Palencia: Diput. Provincial, pp. 71-93.

GARCÍA BARRIOS, A. S. (2005): “Dos singulares testimonios de cerámica simbólica en el valle medio del Duero: Los rostros calcolíticos de ‘Los Cercados’ (Mucientes, Valladolid)”, Zephyrus, LVIII, pp. 245-259.

— (2007): “Un enfoque de género en la arqueología de la Prehistoria reciente del valle medio del Duero: Los cráneos femeninos calcolíticos de Los Cercados (Mucientes, Valladolid)”. En ROSA CUBO, C.; VAL VALDIVIESO, M. I. y SANTO TOMÁS, M. (coords.): Nuevos enfoques para la enseñanza de la Historia: Mujer y género ante el Espacio Europeo de Educación Superior. Madrid: Asociación cultural AlMudayna, pp. 41-56.

GONÇALVES, V. S. (1989): Megalitismo e metalurgia no Alto Algarve Oriental. Uma aproximação integrada. 1. Lisboa: Instituto Nacional de Investigação Científica.

— (1997): “Manifestações do sagrado na Pré-História do Occidente Peninsular 2. A propósito dos artefactos votivos de calcário das necrópoles de Alcalar e Monte Velho”, Setúbal arqueológica, 11-12, pp. 199-217.

— (2003): Sítios, ‘horizontes’ e artefactos. Estudos sobre o 3.º milénio no centro e sul de Portugal. Cascais: Câmara municipal.

— (2005): “Nós e a morte. Cascais há 5000 anos. Tempos, símbolos e espaços da morte das antigas sociedades camponesas”. En GONÇALVES, V. S. (coord.): Cascais há 5000 anos. Cascais: Câmara Municipal, pp. 62-195.

— (2008): As ocupações Pré-Históricas das Furnas do Poço Velho (Cascais). Lisboa: Câmara Municipal de Cascais. 146 R. Villalobos García / Artefactos singulares de filiación meridional en el Calcolítico de la Meseta norte española... © Universidad de Salamanca Zephyrus, LXXI, enero-junio 2013, 131-1

GONZÁLEZ CORDERO, A. (1993): “Evolución, yacimientos y secuencia en la Edad del Cobre en la Alta Extremadura”. En JORGE, V. O. (coord.): 1º Congresso de Arqueología Peninsular. Actas II. Oporto: Sociedade Portuguesa de Antropología e Etnología, pp. 237-259.

GUERRA, E.; DELIBES DE CASTRO, G.; ZAPATERO, P. y VILLALOBOS, R. (2009): “Primus inter pares: estrategias de diferenciación social en los sepulcros megalíticos de la Submeseta Norte Española”, Boletín del Seminario de Arte y Arqueología, 75, pp. 41-65.

GUILAINE, J. y ZAMMIT, J. (2002): El camino de la guerra. La violencia en la Prehistoria. Barcelona: Ariel Prehistoria.

HELMS, M. W. (1988): Ulysses’ Sail. An Ethnographic Odyssey of Power, Knowledge, and Geographical Distance. Princeton: Princeton University Press.

HERRÁN MARTÍNEZ, J. I.; FERNÁNDEZ GIMÉNEZ, J. M. y PÉREZ RODRÍGUEZ, F. J. (1995): “Los comienzos de la metalurgia en el Bajo Pisuerga palentino”. En Actas del III Congreso de Historia de Palencia. Tomo I, Arte, Arqueología e Historia Antigua. Palencia: Diput. provincial, pp. 67-92.

HERRÁN, J. I.; IGLESIAS, J. C. y PALOMINO, A. L. (1993): “Intervención arqueológica de urgencia en el yacimiento de la Edad del Cobre de Santa Cruz (Roa de Duero, Burgos)”, Numantia, 4, pp. 27-40.

HURTADO PÉREZ, V. (1980): “Los ídolos calcolíticos de ‘La Pijotilla’ (Badajoz)”, Zephyrus, XXX-XXXI, pp. 165-203.

— (1986): “El Calcolítico en la Cuenca Media del Guadiana y la necrópolis de la Pijotilla”. En Actas de la Mesa Redonda sobre Megalitismo Peninsular. Madrid: AEAA, pp. 51-75.

— (2004): “El asentamiento fortificado de San Blas (Cheles, Badajoz). III milenio a.C.”, Trabajos de Prehistoria, 61 (1), pp. 141-155.

— (2005): “Ídolos, estilos y territorios de los primeros campesinos en el sur peninsular”. En CACHO, C.; MAICAS, R.; MARTÍNEZ, M. I. y MARTOS, J. A. (coords.): Acercándonos al pasado: Prehistoria en 4 actos. Madrid: Museo Arqueológico Nacional.

HURTADO, V. y AMORES, F. (1982): “Relaciones culturales entre el sudeste francés y La Pijotilla (Badajoz) en el Calcolítico: las pastillas repujadas y el campaniforme cordado”, Habis, 13, pp. 189-210.

JALHAY, E. y PAÇO, A. (1945): El castro de Vilanova de San Pedro. Madrid: Sociedad Española de Antropología, Etnografía y Prehistoria.

JORGE, S. O. (1986): Povoados da Pré-história Recente da região de Chaves-V.ª P.ª de Aguiar. Porto: Instituto de Arqueologia da Faculdade de Letras. KRISTIANSEN, K. y LARSSON, T. B. (2006): La emergencia de la sociedad del Bronce. Viajes, transmisiones y transformaciones. Barcelona: edic. Bellaterra.

LARRÉN, H.; PÉREZ RODRÍGUEZ, F. J.; MARTÍN CARBAJO, M. A.; MISIEGO, J. C.; MARCOS, G. J. y SANZ, F. J. (1999): Arqueología e infraestructura agraria en el valle del Tera (Zamora). Madrid: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

LEISNER, G. y LEISNER, V. (1943): Die megalithgräber der Iberischen halbinsel. Der süden. Berlin: Römisch-germanische kommission des Detschen Archäologischen instituts zu Frankfurt A. M.

LEISNER, V. (1965): Die megalithgräber der Iberischen halbinsel. Der westen. Berlin: Deutches archäologisches institut abteilung Madrid.

LILLIOS, K. T. (2008): Heraldry for the dead. Memory, identity, and the engraved stone plaques of Neolithic Iberia. Austin: University of Texas Press.

LILLIOS, K.; READ, C. y ALVES, F. (2000): “The axe of the Obidos lagoon (Portugal): an uncommon find recovered during an underwater archaeological survey (1999)”, Revista Portuguesa de Arqueologia, 3 (1), pp. 5-14.

LÓPEZ PLAZA, S. (1976): “Informe de las excavaciones en ‘La Peña del Águila’, Muñogalindo (Ávila)”, Noticiario Arqueológico Hispánico, 5, pp. 287-292.

— (1979): “Aportación al conocimiento de los poblados eneolíticos del SO de la Meseta N española. La cerámica”, Setúbal arqueológica, 5, pp. 67-102.

— (1987): “El comienzo de la metalurgia en el SO de la cuenca del Duero”. En FERNÁNDEZ MIRANDA, M. (ed.): El origen de la metalurgia en la Península Ibérica. II. Madrid: Univ. Complutense, pp. 52-65.

LÓPEZ PLAZA, S.; LUIS FRANCISCO, J. y SALVADOR MATEOS, R. (2000): “Megalitismo y vías de comunicación en el SO salmantino”. En JORGE, V. O. (coord.): Actas do 3.º Congresso de Arqueologia Peninsular, vol. III. Porto: Adecap, pp. 271-288.

LÓPEZ PLAZA, S. y PIÑEL, C. (1978): “El poblado eneolítico de Fontanillas de Castro (Zamora): primera aportación a su estudio”, Zephyrus, XXVIIIXXIX, pp. 191-205.

MARTÍN BENITO, J. I. y BLANCO MAJADO, J. (1996): “El yacimiento calcolítico de Las Peñas en Quiruelas de Vidriales (Zamora)”, Brigecio, 6, pp. 11-30.

MARTÍN SOCAS, D. y CAMALICH, M. D. (1982): “La ‘Cerámica simbólica’ y su problemática. (Aproximación a través de los materiales de la colección L. Siret)”, Cuadernos de Prehistoria de la Universidad de Granada, 7, pp. 267-306.

MARTÍN SOCAS, D.; CAMALICH, M. D.; GONZÁLEZ QUINTERO, P.; MENESES, M. D. y MEDEROS, A. (1987): “El poblado de Campos (Cuevas de Almanzora, Almería). Resultado de las campañas de excavación de 1985 y 1986”, Tabona, 6, pp. 129-146.

MORÁN BARDÓN, C. (1935): Excavaciones en los dólmenes de Salamanca y Zamora. Memoria redactada por R. Villalobos García / Artefactos singulares de filiación meridional en el Calcolítico de la Meseta norte española... 147 © Universidad de Salamanca Zephyrus, LXXI, enero-junio 2013, 131-148 el delegado director P. César Morán. Madrid: Junta Superior del Tesoro Artístico.

NOCETE, F.; LIZCANO, R. y NIETO, J. M. (2004): “Aproximación a las prácticas sociales: contextos y tiempo en Cabezo Juré”. En NOCETE, F. (coord.): ODIEL. Proyecto de Investigación Arqueológica para el Análisis del Origen de la Desigualdad Social en el Suroeste de la Península Ibérica. Sevilla: Junta de Andalucía, pp. 343-375.

ONTAÑÓN, R. (2002): “Las puntas líticas con retoque plano del Calcolítico cantábrico: Análisis tecnotipológico y contextual”, Zephyrus, LV, pp. 199-229.

PÉREZ RODRÍGUEZ, F. J.; SANZ GARCÍA, F. J.; MARCOS CONTRERAS, G. J.; MARTÍN CARBAJO, M. A. y MISIEGO, J. C. (1991): “Intervención arqueológica en el yacimiento de ‘Los Bajos’ (Vecilla de Trasmonte, Zamora)”, Anuario del Instituto de Estudios Zamoranos Florián de Ocampo, 1991, pp. 149-173.

PÉTREQUIN, P.; CASSEN, S.; CROUTSCH, C. y ERRERA, M. (2002): “La valorisation sociale des longues haches dans l’Europe Néolithique”. En GUILAINE, J. (dir.): Materiaux, productions, circulations du Néolithique à l’Âge du Bronze. Paris: Édit. Érrance, pp. 67-98.

PÉTREQUIN, P.; ERRERA, M.; CASSEN, S.; GAUTHIER, E. y PÉTREQUIN, A. M. (2007): “Du Mont Viso au Golfe de Tarente à la transition V-IVe millénaires: la hache en jadéitite de Laterza (Puglia, Italie)”, Jahrbuch des Römisch-Germanischen Zentralmuseums, 54, pp. 25-51.

PRIEGO, C. y QUERO, S. (1992): “El Ventorro, un poblado prehistórico de los albores de la metalurgia”, Estudios de Prehistoria y Arqueología Madrileñas, 8, pp. 9-382.

RENFREW, C. (1972): The emergence of civilisation. The Cyclades and the Aegean in the third millennium B.C. London: Methuen.

RISCH, R. y MARTÍNEZ FERNÁNDEZ, F. (2008): “Dimensiones naturales y sociales de la producción de hachas de piedra en el Noroeste de la península Ibérica”, Trabajos de Prehistoria, 65 (1), pp. 47-71.

RODRÍGUEZ MARCOS, J. A. (2005): “Una cabaña de época campaniforme: el yacimiento de Pico del Castro (Quintanilla de Arriba, Valladolid)”. En Estudios de Historia y Arte. Homenaje al profesor D. Alberto C. Ibáñez Pérez. Burgos: Univ. de Burgos, pp. 81-86.

RODRÍGUEZ MARCOS, J. A. y VAL, J. M. DEL (1980): “El yacimiento calcolítico de ‘El Coto’ en Castrillo de la Guareña (Zamora)”, Revista de Guimarães, 90, pp. 205-312.

RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, E.; LARRÉN, H. y GARCÍA ROZAS, R. (1990): “Carta arqueológica de Villafáfila”, Anuario del Instituto de Estudios Zamoranos Florián de Ocampo, 1990, pp. 33-76.

ROJO, M.; GARRIDO, R. y GARCÍA-MARTÍNEZ DE LAGRÁN, I. (2006): “Un peculiar vaso campaniforme de estilo marítimo del túmulo de la sima, Miño de Medinaceli (Soria, España): reflexiones en torno a las técnicas decorativas campaniformes y los sistemas de intercambios a larga distancia”, Trabajos de Prehistoria, 63 (1), pp. 133-147.

SANTONJA, M. (1987): “Anotaciones en torno al Megalitismo del occidente de la Meseta (Salamanca y Zamora)”. En El Megalitismo en la Península Ibérica. Madrid: Ministerio de Cultura, pp. 199-210.

SCHUHMACHER, T.; CARDOSO, J. L. y BANERJEE, A. (2009): “Soucing African ivory in Chalcolithic Portugal”, Antiquity, 322, pp. 983-998. SIRET, E. y SIRET, L. (1890): Las primeras edades del metal en el sudeste de España. Resultados obtenidos en las excavaciones hechas por los autores desde 1881 a 1887. Barcelona.

SPINDLER, K. (1969): “Die kupferzeitliche Siedlung von Penedo/Portugal, mit Tafel 9-12a und 27 Textabbildungen”, Madrider Mitteilungen, 10, pp. 45-116.

TAVARES DA SILVA, C. y SOARES, J. (1987): “O povoado fortificado calcolítico do Monte da Tumba I – Escavações arqueológicas de 1982-86 (resultados preliminares)”, Setúbal arqueológica, 8, pp. 29-79.

VAL, J. DEL (1992): “El yacimiento calcolítico precampaniforme de Las Pozas, en Casaseca de las Chanas, Zamora”, Boletín del Seminario de Arte y Arqueología, 58, pp. 47-62.

VALIENTE MALLA, J. (1987): La Loma del Lomo I. Cogolludo (Guadalajara). Madrid: Ministerio de Cultura.

VÁZQUEZ VARELA, J. M. (1979): “El horizonte de Rechaba. Una nueva fase de la cultura megalítica del Noroeste peninsular”, Boletín Auriense, 9, pp. 9-26.

VILLALOBOS, R. (2012): “Adornos exóticos en los sepulcros tardoneolíticos de la Submeseta norte española. El ejemplo de Las Tuerces como nodo de una red descentralizada de intercambios”. En Actes Xarxes al Neolític. Barcelona: Museu de Gavà, pp. 265-271.


[1] El artefacto en cuestión sobre el que gravita la atención de este artículo fue recuperado hace años por E. Rodríguez y depositado en el Museo de Zamora. Debido a los trabajos arqueológicos relacionados con la explotación salinera prehistórica de las lagunas de Villafáfila. G. Delibes, E. Guerra y F. J. Abarquero recopilaron ordenaron y estudiaron los materiales. Fueron ellos quienes amablemente no cedieron toda la documentación relativa al yacimiento del El Fonsario para elaborar este artículo, entre la que cabe destacar los excelentes dibujos arqueológicos realizados por A. Rodríguez. Fueron también G. Delibes y E. Guerra quienes primero leyeron y enriquecieron con sus comentarios y sugerencias el borrador de estas líneas. A todos ellos agradezco el apoyo para la realización de este trabajo.

[2] También conocidos como "almiraces", "vasos/almofarizes-graaes del calcário" o "steingefaBe" o en la literatura española, portuguesa, y alemana, respectivamente.

[3] Otro Curioso ejemplar de hacha formada lo recuperó C. Morán en el dolmen salmantino en el Teriñuelo de Salvatierra. No lo incluimos en este pequeño catálogo debido a su diferente configuración, puesto quela perforación se realizó no en el extremo proximal sino junto al filo. Para más información cf. una aproximación a ciertas hachas particulares recuperadas en contextos neolíticos de la Meseta norte en Villalobos, R.: "El simbolismo de las hachas pulimentadas a través de los documentos arqueológicos de la Submeseta norte española". En 5º congreso Neolítico Peninsular (Lisboa 11), en prensa.

[4] En el caso Las Pozas, a confirmar (Delibes, com. pers.).

[5] Carmona Ballestero, E.: Las comunidades campesinas calcolíticas en el valle medio del Arlanzón. Tesis doctoral inédita presentada en 2012 en la Univ. de Burgos (consultada en http://hdl.handle.net/10259/175 el 27-02-2012).