LA VENTA DE VILLAF┴FILA

AL I MARQU╔S DE T┴VARA 1542

 

 

1.- INTRODUCCIËN

 

Los problemas hacendÝsticos de la monarquÝa hispßnica remontan a los primeros a˝os del reinado de Carlos I, sobre todo por los endeudamientos necesarios para conseguir la elecciˇn imperial, y por los gastos derivados de su polÝtica expansiva. La necesidad de dinero llevˇ a solicitar y conseguir de los pontÝfices varias bulas para poder enajenar diversos bienes de las ˇrdenes militares de las que el administrador perpetuo. AsÝ en 1529  Clemente VII concede al rey, mediante una bula pontificia, facultad para enajenar bienes pertenecientes a las ˇrdenes militares por valor de 40.000 ducados de renta anual, la mitad pertenecientes los maestrazgos y la otra mitad las encomiendas. A cambio de estos bienes deben compensadas las ˇrdenes militares otras rentas equivalentes, aumentadas octava parte, decir por valor de 45.000 ducados, situados en alcabalas y otras rentas reales las ciudades y lugares del reino de Granada y ┴frica. Esta facultad fue confirmada por el papa Pablo III por otra bula dada en Roma 1536. Estas bulas fueron aceptadas por el emperador, ante el secretario Juan Vßzquez de Molina, en junio de 1537, y confirmadas mediante un breve emanado de la curia pontificia en junio de 1538[1].

Carlos I de Espa˝a y V de Alemania

 

La villa de Villafßfila y tierra pertenecÝan la Orden de Santiago desde la donaciˇn realizada por el monarca leonÚs Alfonso IX, en 1229. Desde el siglo XIV integraron en la encomienda de Castrotorafe. Los Pimentel, desde su llegada al condado de Benavente apetecieron estas tierras y en 1467 fue ocupada la villa por las gentes del conde don Rodrigo Pimentel, permaneciendo en poder de esta familia, concretamente de don Pedro, su hermano, hasta 1497, en que los Reyes Catˇlicos la restituyeron a su legÝtimo poseedor, el comendador de Castrotorafe[2]

El interÚs de los Pimentel por la villa se vio colmado con el nombramiento del conde don Alonso al frente de esta encomienda de la Orden de Santiago en 1507. DespuÚs de su muerte, en 1530 le sucediˇ en la encomienda su hijo don Pedro Pimentel, y en el condado su hijo mayor don Antonio Pimentel, que ya no estaba interesado la villa como solÝa, pero otra rama segundona del linaje Pimentel seguÝa con los ojos puestos en Villafßfila[3]:

"don Bernaldino, vr║ tyo en dias pasados puso en platica de querer conprar la villa de Villafafila y su tierra e rentas, que es de vra encomyenda, en lo qual mandamos que no se entendiese syn dar parte dello al conde, vro hr║, e habiendolo por bien el qual escribio que holgaria que la dicha villa se vendiese al dicho don Bernaldinoö.

Se trata de don Bernardino Pimentel EnrÝquez, hijo de aquel don Pedro Pimentel, que habÝa tenido la villa ocupada y tiranizada hasta 1497.

 

2.- NEGOCIACIONES PARA LA COMPRA DE VILLAF┴FILA

 

Durante la estancia del emperador Carlos I  en Valladolid en 1538, don Bernardino Pimentel le solicitˇ que le fuese vendida la villa de Villafßfila[4], y desde ese a˝o mantuvo una dura negociaciˇn sobre el precio y condiciones de venta con los contadores del Consejo de Hacienda, referida pormenorizadamente en este documento conservado en Simancas[5] que transcribo Ýntegramente en el (ApÚndice Documental I). En resumen, del documento se deduce que hace la venta por la gran necesidad de dinero que en 1540 tenÝa la corona, y que tasaba a 42.000 mrs. cada millar de lo que rentaba la villa, mßs 15.000 mrs. por cada vecino contado, aparte de la tasaciˇn de los edificios que ella perteneciesen la Orden de Santiago. Todo ella era "en el menor  prešio de cˇmo se ha vendido lo de las ˇrdenesö, para evitar los intereses que suponÝa pedir prestado el dinero a los cambistas, por lo que don Bernardino se comprometÝa a pagar de antemano 30.000 ducados, pero aquÚl no los entregˇ de inmediato y enviˇ al Licenciado Gutierre Velßzquez, del Consejo de las Indias, para tratar el asunto en su nombre. Don Bernardino demoraba la entrega del dinero, tan necesario a la hacienda real, a la vez que iba introduciendo en las capitulaciones de venta condiciones mßs favorables a sus intereses. Estas argucias provocaban en los funcionarios del Consejo de Hacienda un rechazo a las pretensiones de Pimentel:

 

"Que otorgue la capitulašion como se le avia ordenado sin hazer mudanša e que parece que, acatada la calidad desta villa e su tierra, y por que daba luego el dinero, se le dio tan baxo prešio, que pues que no ha pagado, debe pagar yntereres desde que se le enbio la capitulašion hasta que pagare. E que si esto no haze, pague por millar y vasallo al mayor prešio que se ha pagado por las cosas desta calidad".

 

Alfoz de la Villa de Villafßfila con su tierra, incluido San AgustÝn y Revellinos, pasarÝa de ser parte de la Orden de Santiago a pertenecer al I Marques de Tßvara

 

          AP╔NDICE DOCUMENTAL I

 

Archivo General de Simancas  Consejo y Juntas de Hacienda. Leg. 14-2.

 

ôLo que ha pasado con don Bernaldino Pimentel sobre lo de Villafßfila:

 

Estando su magestad en Valladolid el a˝o pasado de quinientos  reinta y ocho, pidio por parte de don Bernaldino Pimentel que se le vendiese la villa de Villafßfila lugar e de su tierra, que es de la Orden de Santiago, en que ay seyscientos vezinos, e la renta della que seran šien mill mrs. poco mas o menos, y sobrello se pasaron muchas platicas y altercašiones hasta que en Madrid, por el mes de junio del a˝o pasado de DXL [1540], vista la nesšesidad que al presente avia de dinero para ayudar cumplir algunas que mucho importaban al serv║ de su magestad, y que, aunque la dicha villa se diese en moderado prešio, dando luego don Bernaldino los dineros, se escusarian los yntereses e cambios que se le pagaron de lo que entonzes por la nesšesidad se tomo    cambio. Se concerto que se le vendiese la dicha villa de Villafßfila y su tierra a prešio de XLII U [42.000] cada millar de renta y a XV U [15.000] cada vasallo e que pagase el prešio que tasasen los hedifišios que avia en la dicha villa y su tierra; e que es el menor prešio de como se ha vendido lo de las ˇrdenes. Y que para en cuenta de lo que montase, que diese luego de contado XXX U [30.000] ducados, que fue muy moderado prešio, tenyendo considerašion a lo que dicho es, que lo que menos daba de lo que valia se recompensaba lo que se dexaba de pagar de los dichos ynteres e canbios como esta dicho. E por que el dicho don Brn║ no dio luego los dineros como lo asento, en treynta de julio siguiente le escribio que diese los dichos XXX U Ds║ al  tesorero Alonso de Baeša, el cual no lo cumplio y en XVIII de agosto dio poder al Ldo Gutierre Velßzquez, del Consejo de las Yndias, para entender en la conpra de la dicha Villafßfila.

 

En XXVII de agosto se presento por el dicho licenciado Gutierez Velazquez el poder y un memorial firmado de don Brn║ de las condišiones que pedia se le otorgasen en la dicha venta, y las que dellas paresšio a los de la hazienda que heran justas se le conšedieron, con condišion que diese los XXX U [30.000] Ds║ en IIII de Set  de DXL, y que de otra manera no se le venderÝa la dicha villa lo qual se asento por escipto.

 

En IIII de Sete se presento en el consejo de la Hazienda por parte de don Brn║ otro memorial por el qual se agraviaba de no aberle concedido algunas condišiones de las que primero pidia, y a esta se rrespondio en VI de Sete  lo siguyente:

 

al tpo que se platico esto de Villafßfila con don Brn Pimentel se asento que luego diese XXX V ds║ en dineros en qt¬  de la venta, por la mucha nesšesidad que dellos de presente avia, y tenyendo considerašion a esto se le daba la hacienda en mucho menos de lo que valia. Y despues segundamente se platico con el Ldo Gutierre de Velßzquez y  Ldo Alberto Con, en nombre de don Brn║, que diese los XXX U ds hasta IIII de Sete, lo qual se asento ciertas con ciertas condišiones e limytašiones que llevo por escripto, e nynguna cosa dello se ha cumplido por su parte. Vista la calidad de lo que don Brn conpra y las cosas que de nuevo pide, paresše que no debe de hazer la dicha venta por la  manera ny las condišiones que pide don Brn║, y que, si se ovier  de hablar mas en ello, sea dando el prešio que vale y condiciones justas, teniendo consyderašion de la calidad de lo que se vende, y que cuando el dicho don Brn quisiere, se hablara y tratara como conviene al serv de su magt.

 

En XXVII de Sete se presento otro memorial firmado de don Bern║ que dize aver cumplido de su parte e que no se ha de hablar e tratar de nuevo al qual se rrespondio en XXX  de dicho mes lo siguyente:

 

que ya esta rrespondido lo que en esto se ha de hazer y las causas por que, por no cumplir don Brn║ los XXX V ds║ al tpo questaba asentado, se tomo a cambio, de que por parte de su magt se han pagado muchos yntereses.

 

A esto se torno a replicar por parte de don Brn║  y enbio šiertos capitulos, e por acabar con el, se le enbio ordenada la capitulašion, firmada de Fernando de Somonte para que la otorgase si estuviese bien, e diese los XXX V ds║ en fin de octubre, e que sy quysiese no se hablase mas en ello. Y el dicho don Brn║ puso algunas dubdas a la dicha capitulašion diziendo que algunos capitulos e cosas della de avian de emendar y avian de otorgarse de otra manera como ivan, y algunas de las dichas cosas se emendor a su fabor e otras se dexar como primero estaban. Y sobre todo esto se rrespondio por nuestra parte lo siguiente:

 

Que otorgue la capitulašion como se le avia ordenado sin hazer mudanša e que parece que, acatada la calidad desta villa e su tierra, y por que daba luego el dinero, se le dio an baxo prešio, que pues que no ha pagado, debe pagar yntereses desde que se le enbio la capitulašion hasta que pagare. E que si esto no haze pague por millar y vasallo al mayor prešio que se ha pagado por las cosas desta calidad.

 

El dicho don Brn║ no otorga la dicha capitulašion de la manera que se le llevo y enbio otra capitulašion otorgada por el y escribio que era como la que se le avia enviado, lo qual se vio por el consejo de la hazienda y se compovo con la que se le enbio, y por que en muchos puntos y cosas estaba diferente no se conšedio, porque parezio que no convenya.

 

Otra vez torno don Brn║ a hablar en esto y se le enbio la capitulašion ordenada de nuevo, a˝adiendo en todo lo que fue posible y tolerable de lo que pedia, y se tomo por resolušion que si no daba luego los XXX V ds║ no se hablaria mas en ello. Lo qual asimismo no otorgo como se le enbio e a˝adio e quito en ella algunas cosas, y escribio que era a la letra como la que se le enbio y, comprobada, porque no paresšio ser ansy, no se le ašepto.

 

Despues, por el mes de maršo deste a˝o de DXLI, vino a la corte el bachiller Juan de la Pe˝a a entender en lo suso dicho y, por acavar con el dicho don Brn║, se le enbio la carta de venta ordenada a la letra como la de Sabiote, que es de manera que la demandaba, e la capitulašion que avia de otorgar conforme a lo que estaba asentado e platicado, la cual no ha otorgado ni enbiado los dineros, e visto la calidad de Villafßfila e su tierra, e que la cantidad que en ello monta es muy poca, y las cosas que sobre ello han pasado, paresše a los de la hazienda que no se debe de hablar mas en esto si no da por ello lo que se ha dado por otras cosas desta calidad..

 

Despues desto se vio la carta que su mgt enbio que le avia escripto don Bernaldino en primero de abril de DXLI en que dezia que avia enbiado a poner en el cambio de Dg║ de la Haya XXX V ds║ para esta venta y alli estaba, y para saber la verdad, se tomo juramento a Dg║ de la Haya sy tenya  o avia tenydo algs║ dineros de don Br║ Pimentel para esta conpra, el qual juro que ny los tenya, ny don Br║ tales dineros, ny parte dellos, avia puesto en su canbio para esta conpra ny para otra cosa alg¬.

 

 

Este documento deja entrever el carßcter enredador de don Bernardino y las desconfianzas que suscitaba entre los se˝ores del Consejo de Hacienda, pues varias veces trataba de alterar el contenido de las capitulaciones, para hacerlo mßs favorable a sus pretensiones. Ademßs queda claro el provecho que saca de las necesidades de dinero corriente de la corona, pues el precio de venta le era muy favorable, seg˙n la calidad de lo vendido.

 

Las capitulaciones que le ofrecÝan los se˝ores de Consejo de Hacienda[6], van transcritas en el (ApÚndice Documental II), y en ellas se pormenoriza los mecanismos de desmembraciˇn y apartamiento de la villa de Villafßfila de la Orden de Santiago, la forma de contar los vecinos y las formalidades y seguridades con las que se   debe hacer la venta.

 

          AP╔NDICE DOCUMENTAL II

 

Archivo General de Simancas. Consejo y Juntas de Hacienda. Leg.14 ľ1.

 

Lo que por parte de su Magt se asyenta con don Bernardino Pimentel, cuya es Tßvara y Alixa, sobre la venta de la villa de Villafßfila e su tierra e vasallos e rrentas en que la dicha villa y tierra pertenesšen a la Orden de Santiago y mesa maestral della y  a la encomyenda de Castrotorafe que es de la dicha orden.

 

Que su magestad, por virtud de las bulas y brebe a el dadas y concedidas por los sumos pontÝfices, y usando de las dichas bullas, quite, desmembre, y aparte y exsima de la dicha orden de Santyago, y de la mesa maestral della, y de la dicha encomienda de Castrotorafe, la dicha villa de Villafßfila con la fortaleza y šera della, y los lugares de su suelo, tierra, termino y jurisdišion, con la jurisdišion civil e criminal, alta e baja, mero mixto ymperio, y penas de camara y omicidos de la dicha villa e tierra, e con las rrentas y dr║s e qualesquyer cosas que en la dicha villa e su tierra tienen la dicha Orden de Santiago y la mesa maestral della y encomyenda de Castrotorafe, sin que se rreserve que ny quede alguna para la dicha Orden ny encomyenda, ešepto lo que uviere el convento de San Marcos de Leˇn que no se ha de desmenbrar y a de quedar con el dicho convento agora lo tiene. Y lo tome todo su magestad en sy y de en rreconpensa a la dicha maestral y encomyenda lo que conforme a las dichas bullas y breve lo que hubiere de dar y que las dichas rrentas y premynenšias y cosas que se desmenbraren vayan declaradas en la desmenbrašion que se hiziere.

 

Que fecho todo lo suso dicho, su Magt venda todo lo suso declarado al dicho don Bernaldino Pimentel, conviene a saber: cada vezino vasallo de los que al presente ay en la dicha villa e su tierra y jurisdišion y los que mas oviere al tienpo que se hizier la averiguašion a quinze mill mrs. E cada millar de rrenta de lo que se averigue que verdaderamente rrentan y valen las rrentas y drs║ e otras qualesquier cosas de la dicha mesa y encomienda a quarenta y dos mill mrs. E que demas desto el dicho don Bernaldino pague la cantidad en que se tasare la fortaleza y suelo y y cerca de la dicha villa de Villafßfila y otros edifišios que la dicha mesa maestral y encomienda tienen y les pertenesšen en la dicha villa y lugares de su tierra y juredišion como agora estan.

 

Que dentro de dos o tres dias despues que su Magt este en estos reinos y aprobar esta capitulašion, se embie persona que averigue los vezinos que al presente ay e oviere al tpo de la averiguašion en la dicha villa e su tierra y termynos, a lo que an valido e rrentado las dichas rrentas e cosas suso contenidas los šinco a˝os pasados, de quynientos treynta e seys, e treynta y syete, e treynta y ocho, e treynta y nueve, y de quynientos y quarenta, e a cada uno dellos por sy y que fecho del valor de los dichos šinco a˝os un cuerpo, se tome por prešio y valor de un a˝o la quinta parte; e que si en las dichas rrentas ovo algun pan o vino o otras cosas que no se cobraron en dinero que de lo tal se averigue el prešio que comunmente valio en cada un a˝o de los dichos šinco a˝os en los lugares donde se cobraron, e a luego pagar el pan por el mes de agosto e un mes mas y el vino y otras menudenšias por el tiempo que se cojen y otro mes mas. E que los prešios que valio em todos los dichos šinco a˝os se junten, y fecho de todos un cuerpo se tome la quinta parte por prešio y valor de rrenta de un a˝o.

 

Que la dicha fortaleza y cerca e otros edifišios y cosas se tasen por dos personas, una puesta por parte de su Magt y otra por parte de don Bernaldino, con juramento que luego hagan en forma, e que si ambos no concertaren la dicha tasašion, que se tome un tercero nombrado por los dos que sea buena persona e sepa e tenga notišia de lo suso dicho, e sy no se concertasen en nombrar el dicho teršero, lo sea el corregidor o juez de residenšia de la cibdad de Zamora o la persona que el nombrare, y lo que todos tres o los dos declaren sea avido por prešio y valor y sea obligado a la paga el dicho don Bernaldino.

 

Que los vasallos que ay e oviere al tienpo de la tasašion de la dicha villa y su tierra se quenten desta manera: los vezinos pecheros pobres o ricos, aunque vivan dos o tres o mas en una casa, se cuenten cada uno dellos por un vasallo; las biudas se cuenten cada una por medio vasallo y las que tovieren hijos se cuenten todos los hijos, asy  varones comohembras, syn ella, por un basallo, estando debajo de su gobernašion o administrašion o debajo de una tutela, y que si una viuda no toviere mas de un hijo varon por casar que aquel se cuente sin ella por un vasallo, e sy no toviere mas de una hija soltera se cuente la hija syn ella por medio vasallo; los huerfanos que estovieren debaxo de una tutela cuenten por un vasallo e sy  no oviere mas de un meno se ha de contar por un vasallo; por los hijos huerfanos de madre que estan debaxo de la administrašion y en poder del padre no se ha de contar cosa alguna; por los mozos de soldada que no tovieren hazienda en la dicha villa y su tierra no se ha de contar ninguna cosa, pero teniendola, hase de contar rrespetto de lo que esta dicho. Los hidalgos y clerigos se cuenten dos dellos por un vasallo y lo mismo las viudas de hijodalgo y las tutelas de hijodalgo.

 

Que averiguado y contado lo suso dicho, su Magt otorgue carta de venta dello, lo qual se haga y otorgue como la que se otorgo al comendador mayor de Leˇn de la villa de Sabiote, mudando en quanto al prešio y rrentas lo que requiera mudarse, contanto que la fortaleza de la dicha villa de Villafßfila quede donde agora esta y que se de licenšia a don Bernaldino para que la pueda  reedificar y enfortalecer syn que por ello pague ny se le pida cosa alguna, mas que el prešio en que se tasare el hedifišio della como agora esta, y que en la dicha carta de venta vayan incorporadas las dichas bullas y breve que su Magt tiene para desmenbrar y vender lo suso dicho.

 

 Que para cuenta de lo que montar lo suso dicho el dicho don Bernaldino pague reynta mill ducados en dineros contados, dentro de quatro dias que la capitulašion fuere aprobada, e que sy no los pagare en el dicho termino, que sea elešion de su Magt que esta capitulašion sea en sy ninguna o que el dicho don Bernaldino pague los intereses que su Magt paga a los que debe quantidades de dineros, contando los yntereses de los dichos reinta mill ducados, y que si por la averiguašion que se hiziere paresšiere que montare dicha venta menos de los dichos treynta mill ducados, que lo que menos montare se buelba al dicho don Bernaldino dentro de los quinze dias despues que se viere la dicha averiguašion. E si montar mas de los dichos treynta mill ducados, quel dicho don Bernaldino pague la dicha demasia dentro de los dichos quinze dias, e sy no los pagare dentro del dicho termino que pague los yntereses dello. E el dicho don Bernaldino goze de las rrentas de la dicha villa e su tierra dese el termino en que pagare todo lo que montare lo suso dicho pro rrata e millares, de manera que como pagare el prešio goze de la rrenta prorata.

 

Que su Magt otorgue suplicašion en forma para que su santidad confirme y apruebe la desmenbrašion que de lo suso dicho se hiziere y carta de venta que dello se otorgare.

 

Que se den y entreguen al dicho don Bernaldino, a su costa, traslados autenticados de las dichas bullas y breve, y de la averiguaciˇn que se hiziese de los vasallos y rentas de la dicha villa y su tierra y tasaciˇn de la šerca y fortaleza e otros edificios y cosas, y traslados autenticados, asimismo, de los previllegios de las recompensas que se dieren a la dicha mesa maestral de Santiago y encomienda de Castrotorafe, y del consentimy║ que otorgare el comendador para hazer la dismenbrašion, e de todas las otras escipturas y recabdos que fueren necesarias, de manera que convenga para su seguridad y firmeza, y que asimismo se le den todas las cartas y provisiones que fuere menester para que se entreguen al dicho don Bernardino las escrituras originales que la dicha Orden de Santiago tiene de la dicha villa de Villafßfila e su tierra.

 

Que se de al dicho don Bernardino testimonyo en forma de cˇmo, esta villa de Villafßfila, cave en la suma de los quarenta myll ducados contenidos en la bullas y breve, y asimismo se declare en la carta de venta que se otorgare.

 

Que se envie luego persona que haga la averiguašion y tasašion de lo suso dicho, como dicho es, y se notifique al dicho don Bernaldino que enbie persona que asista a ella, y despues que la dicha averiguašion se truxere al consejo de la hazienda, se vea con toda brevedad que se pudiere, asi que no ešeda de treynta dias, y dentro deste termino, se ordene la dismenbrašion y carta de venta y otras escrituras y se enbien a su Magt para que las otorgue, y que dentro de otros  šinqt¬  o sesenta dias, despues de cunplidos los treinta, vengan firmados y sentreguen a don Bernaldino para que se le de luego la posesion.

 

Con las condišiones suso dichas, yo, el dicho don Bernaldino Pimentel, me obligo que guardare y cumplire lo contenido en esta capitulašion, y pagare cumplire los mrs. que montare el valor de lo suso dicho a los plazos suso declarados, con mas los ynteres e cambios y rrecambios e costas e salarios que por no lo cumplir y pagar se siguieren a su  Magt.

 

 Fecho en     a    dias del mes de    a˝o del se˝or de mill e qui¬s y quarenta a˝os.

 

En la villa de Madrid a primero dia del mes de jullio de mill e quy║s e quarenta e un a˝os Dy║ y ans qr║ de Hc de su Mt entregue al se˝or Ldo Gutiere Velazquez del consejo de su mt un traslado de la capitulašion desta otra parte escripta para que la envie a otorgar al s║r don Bernaldino Pimentel y que ella otorgada y los treynta mill ds║ los trayga a esta corte dentro de ocho dias siguientes que se cuenten desde oy a mediodia con aperšebimiento que si al dicho termino no se cumpliere que esta capitulašion sea ninguna y no que hablara mas en la dicha venta con el dicho don Bernaldino. Y el dicho se˝or ldo Gutierre Velazquez resšibio ansi el dicho treslado y lo firmo de su man. Testigos el bachiller Juan de la Pe˝a y Garcia de Castro y Fco de Salzedo.

 

 

 

Autores texto:

 

RodrÝguez RodrÝguez ElÝas: Brigecio: revista de estudios de Benavente y sus tierrasISSN 1697-5804, N║ 13, 2003, pßgs. 91-120. (pßgs. 91-101),  https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1399577

 

Granja Alonso, Manuel: Villafßfila: Historia y actualidad de una villa Castellano leonesa. 1996. pßgs.  151-156.

 

Wikipedia- datos del Marquesado de Tßvara.

 

Fotos: ElÝas RodrÝguez rodrÝguez, Wikipedia, villafafila.net.

 

Transcripciˇn y montaje web: villafafila.net


 

[1] Archivo General de Simancas A.G.S. Mercedes y Privilegios Leg. 349-10.

[2] RODRIGUEZ RODRIGUEZ E. Intervenciones e intereses de los Condes de Benavente en Villafßfila en los siglos XV y XVIö. Anuario del Instituto de Estudios Zamoranos Florißn de Ocampo (I.E.Z.F O.) Pßg.: 487-512 Zamora 1997.

[3] A.G.S. SecretarÝa de Estado Leg. 52 f║ 193.

[4] La relaciˇn de don Bernardino Pimentel con el Emperador se remonta a los primeros momentos de llegada al reino de Castilla en 1518, pues durante su estancia en Valladolid mientras se celebraban las Cortes, se alojˇ en casa de don Bernardino, pues se trataban de parientes (Do˝a InÚs EnrÝquez, su madre era prima del rey Fernando). Don Bernardino presentˇ pleito homenaje a los reyes don Carlos y do˝a Juana, junto con los principales nobles del reino. (Miguel Foronda y Aguilera: ôEstancias y viajes del Emperador Carlo Vö. 1914. Ediciˇn electrˇnica en: http://cervantesvirtual.com/historia/CarlosV/1518.shtml.

[5] A.G.S. Consejo y Juntas de Hacienda. Leg.14-2.

[6] A.G.S. Consejo y Juntas de Hacienda. Leg.14 ľ1.

[7] A.G.S. Expedientes de Hacienda. Leg. 910-25.

[8] A.G.S. Consejo y Juntas de Hacienda. Leg 14-5.

[9] A.G.S. Consejo y Juntas de Hacienda. Leg 14-6.

[10] A.G.S. Consejo y Juntas de Hacienda. Leg 14-4.

[11] A.G.S. Mercedes y Privilegios. Leg  349-10.

[12] Lo que sigue en Archivo Histˇrico Nacional A.H.N.. Nobleza, Osuna. Leg. 2152, 17-2.

[13] Lo que sigue, en A.G.S. EscribanÝa Mayor de Rentas. Leg. 349-10.